atletismo

La Vig-Bay alcanza la otra orilla atlántica

Un residente en Miami cruzará el océano exclusivamente para competir en el medio maratón

02.04.2014 | 02:25
Participantes en una edición anterior de la Vig-Bay. // José Lores

Un aficionado al atletismo viajará desde Miami con el fin exclusivo de participar en la media maratón Vig-Bay. Ese es el nivel que la prueba viguesa ha alcanzando. Acto central en el calendario de pruebas populares de Vigo y Galicia, en los últimos años ha ganado eco en todo el territorio español y empieza a expandirse con fuerza fuera de las fronteras estatales.

La Vig-Bay 2014 da sus últimos pasos protocolarios hacia lo que cuenta, que es su disputa este domingo a partir de las 10.30 horas. Organización, instituciones, patrocinadores y demás instancias implicadas se congregaron ayer la Casa do Deporte, en Luis Ksado. Como máxima representación institucional, el secretario xeral para o Deporte, José Ramón Lete Lasa, y los alcaldes de Nigrán y Baiona, Alberto Valverde y Jesús Vázquez Almuiña.

Pilar Ruiz, el alma de la organización, desveló el caso del atleta estadounidense y lo atribuye, igual que el crecimiento en general de la prueba, al "circuito tan bonito" de la Vig-Bay. Ruiz confiesa su sorpresa por la respuesta obtenida este año, tras un duro invierno que ha dificultado los entrenamientos. Bastante antes del cierre de la inscripción se habían completado los 5.000 dorsales previstos. Se abrió el cupo en cien más. "Hubiéramos podido llegar a 5.500. Pero nuestra filosofía no es llegar a un número por hacer volumen, sino crecer paulatinamente y con equilibrio".

Ruiz volvió a aclarar su postura en el conflicto con la Federación Gallega. Esta excluye a la Vig-Bay de su calendario oficial -lo que invalida los cronos a nivel federativo e impide homologar el circuito- porque la organización no quiere pagar la "licencia de día". Ruiz revela que sí habían desembolsado el canon de inclusión en el calendario -que les será devuelto-. Pero no quisieron pagar la "licencia de día" porque su única ventaja para los atletas populares, "el 93 por ciento de los participantes", es un seguro. Y la Vig-Bay ya tiene su propio seguro, incluso con mayor cobertura. Además, las normas de la Gallega impedían la participación de los 199 atletas residentes en el extranjero. Y la Vig-Bay no quería privarse de su concurso. Con todo, elude la confrontación con la Gallega: "Cada uno hace muy bien su labor".

Leta Lasa resumirá el espíritu de la prueba: "En la Vig-Bay cabemos todos"; y cada vez con mayor fuerza las mujeres, 36 en la primera edición y que serán 636 quince años después.

El alcalde de Baiona informó de que el domingo por la mañana se cerrará la carretera desde la gasolinera hasta la meta. Recomienda a los automovilistas emplear la circunvalación Sabarís-Rocamar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine