ÚLTIMA HORA
Carles Puigdemont y los exconsejeros en Bruselas pide delegar su voto en la investidura

El Celta, contra la quiniela

El partido de los vigueses no entra este fin de semana en el boleto porque la Onlae hace semanas consideró la posibilidad de que a estas horas estuviese ya descendido

31.05.2013 | 08:50

Algunos aficionados se han sorprendido esta semana con el hecho de que el Celta-Espanyol no forme parte del boleto de la quiniela de fútbol. Tampoco está el Mallorca-Valladolid. En un tiempo en el que todo lo relacionado con el desenlace liguero se analiza con lupa la "desaparición" de estos partidos podría dar lugar a muchas clases de interpretaciones.

La razón es mucho más sencilla. Cuando los responsables de la quiniela de fútbol elaboraron el boleto de estas semanas existía la posibilidad matemática de que Celta y Mallorca estuviesen descendidos y sus partidos -antes dos rivales que no tienen objetivos en la Liga- careciesen de la mínima trascendencia. La Liga de Fútbol Profesional había manejado la posibilidad de que los partidos en los que no hubiese nada en juego se adelantasen al viernes, 31 de mayo, lo que llevó a la Onlae a evitar los partidos del Celta y del Mallorca. Si alguno de estos partidos entrasen en el boleto y se jugasen finalmente el viernes Loterías del Estado se quedarían sin la jugosa recaudación de los sábados por la mañana, uno de los momentos en los que estadísticamente más boletos se sellan. Un portavoz de la Onlae explicaba ayer que los diferentes horarios ligueros y el reparto de las jornadas en cuatro días les obliga a "ajustar" mucho la elección de los partidos: "Nuestra idea es que los partidos que entren en quiniela se jueguen siempre el sábado y el domingo. Cuando se conocen los horarios con tiempo no existe ninguna clase de problema, pero hay jornadas en las que se retrasan y nos obliga a tomar decisiones. En ocasiones ha sucedido que han entrado en la quiniela partidos fuera del fin de semana".

En esta ocasión, la Liga estableció los horarios con escaso margen e incluso abrió la puerta a la posibilidad de que se cambiasen esta misma semana si en alguno de los choques no hubiese nada en juego. Ocurrió con el Real Madrid-Osasuna y el Barcelona-Málaga que el lunes se adelantaron unas horas después de que el Osasuna certificase su permanencia y el Málaga la clasificación europea. De haber ocurrido eso mismo con el partido del Celta o del Mallorca hacia el viernes el daño a la quiniela habría sido considerable: "Teníamos que ponernos en esa posibilidad, que fuesen partidos sin nada en juego con lo que entrasen en días que no nos interesaban".

Hace dos semanas el organismo que maneja las apuestas y loterías españoles tuvo que ponerse en la hipótesis de que a día de hoy el Celta estuviese descendido. Por eso este fin de semana, entre los muchos rivales que tienen los vigueses, también se enfrentan a la frialdad del cálculo de la quiniela de fútbol que cuando tuvo que elegir, prefirió no darle al Celta una oportunidad.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine