Liga Asobal

Encantados con el rival

El Octavio ha ganado seis de sus siete últimos duelos con el Globalcaja

16.05.2013 | 07:37
Zupo Equiosain. // Gonzalo Núñez
Zupo Equiosain. // Gonzalo Núñez

La clasificación sigue girándole la cara al Academia Octavio, penúltimo e inquilino, en consecuencia, del puesto de descenso que falta por certificar. Muchos otros factores, sin embargo, alientan su esperanza de salvación: la resurrección del equipo en Aranda tras la dolorosa derrota en el derbi, el complicado calendario de Frigoríficos y Guadalajara, la mejoría física de Pablo Cacheda... Influye también la identidad del próximo visitante de As Travesas. El Globalcaja Ciudad Encantada es un equipo notable, bien instalado en la clase media de la Liga Asobal, pero a la vez una víctima habitual de los vigueses, ya que ha caído ante ellos en seis de sus últimos siete enfrentamientos.

El Octavio tiene 17 puntos, los mismos que el Frigoríficos, que le gana el average. El Guadalajara los aventaja con 18, pero el average favorable a los olívicos y un calendario alcarreño de espanto: CAI Aragón en casa y Barcelona fuera. En pura teoría, al Octavio le podría bastar incluso con un empate, aunque se fija un objetivo de máximos: ganar a Ciudad Encantada y Huesca.

Toca primero la escuadra conquense. A Cerillo se le cuela en el análisis: "El rival de este domingo se nos da bien". El mismo mensaje, aunque desde la perspectiva contraria, que formuló el entrenador del Ciudad Encantada, Zupo Equiosain, antes del encuentro de la primera vuelta, disputado en diciembre. "El Octavio se nos da mal", dijo entonces el preparador navarro como advertencia a sus jugadores. El encuentro confirmaría sus temores. Los rojillos ganaban en El Sargal por 27-33.

Un resultado especialmente contundente considerando que hasta la hazaña de Aranda era la única victoria académica del curso fuera de casa. Pero que en realidad confirma una tendencia de la historia reciente. Zupo no le encuentra antídoto al estilo que Quique Domínguez cultiva desde hace más de una década, elaborado en la circulación de la primera línea y bien abierto hacia los extremos. Los datos lo prueban. Con Zupo en el banquillo conquense, el Octavio solo perdió el año pasado en El Sargal y por la mínima (27-26), siendo el potencial castellano superior a ese ajustado reflejo. En As Travesas había ganado el conjunto rojillo por 34-30.

Pero es más que algo coyuntural, una dinámica que Zupo ha heredado. Antes que él, el cuadro de Cuenca ya había perdido en las temporadas 2008-2009 (29-35 y 39-26) y en la temporada 2009-2010. El Octavio, aunque descendió al final de aquel ejercicio, sumó cuatro de sus exiguos puntos a costa de los conquenses: 28-33 y 34-31.

Volver a ganar en Vigo es uno de los estímulos del Ciudad Encantada. El otro, en qué lado estar del ecuador de la tabla, si noveno como ahora u octavo a costa del Huesca. El Octavio ejerce de juez en esa disputa menor. Lo principal para los vigueses es emitir la sentencia de su propio destino.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine