Liga Europa

El Benfica se propone dar la sorpresa en Amsterdam

15.05.2013 | 10:13

La final de la Liga Europa medirá en esta edición a dos clubes antagónicos: el Benfica, equipo histórico que brilló en la Europa de principios de los 60, y que afronta un largo período de sequía continental, y el Chelsea, hoy un conjunto rico y potente cuyos mayores éxitos se remontan a la última década.

De un lado de la balanza, la mayor competitividad de la Premier, un presupuesto cuatro veces superior al de su rival (más de 300 millones de euros) y estrellas a nivel mundial como Terry, Lampard o Torres. Del otro, el factor sorpresa y el buen juego desplegado esta temporada por las "águilas", sedientas de un título europeo.

El Chelsea entrenado por Rafa Benítez buscará hoy en Ámsterdam arrebatar al Benfica la Liga Europa y levantar un trofeo continental por segundo año consecutivo. Ante los portugueses, los "blues" tendrán la posibilidad de añadir un nuevo título a su palmarés tras una temporada que comenzó con su eliminación de la Champions, de la que hasta la final del día 25 son vigentes campeones.

Si el club londinense consigue el segundo campeonato europeo de la era del magnate ruso Roman Abramovich, se convertiría en el tercer equipo en la historia que gana la Liga de Campeones y la Liga Europa -antes, Copa de la UEFA- en dos temporadas consecutivas.

Benítez, que ya consiguió una Copa de la UEFA con el Valencia en 2004, confiará en la armada española del Chelsea liderada por Fernando Torres y Juan Mata, determinante en los éxitos "blues" esta temporada.

Si los londinenses llegan con la moral alta por sus últimos resultados en Liga, lo contrario le ocurre al Benfica, que perdió el liderato en favor del Oporto en su duelo de sábado, y que podría despedirse de un campeonato que ya acariciaba a falta todavía de un único encuentro.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine