Baloncesto. Euroliga

El CSKA somete al Real Madrid

La actuación de Rudy no impide la derrota de los blancos, que ceden el 'basket-average'

30.03.2013 | 10:18
CSKA Moscú - Real Madrid.
CSKA Moscú - Real Madrid.

El CSKA de Moscú se ha vengado del Real Madrid en el penúltimo partido del 'Top 16' de la Euroliga (81-72) gracias a una excelente primera mitad de los rusos en la que sometieron a los pupilos de Pablo Laso (-16 puntos), por lo que será la próxima semana cuando el líder de la Liga Endesa defina su posición de cara a los cuartos de final.

El Real Madrid, que ni siquiera pudo mantener el 'basket-average' a favor, mejoró su actuación tras el descanso, pero fue una reacción demasiado tardía como para derribar la ventaja construida por los de Ettore Messina. La fiereza de Sonny Weems y la muñeca de Milos Teodosic terminó por condenar a los blancos, que nunca llegaron a ver la luz al final del túnel.

El conjunto de Laso tuvo un mal comienzo. Una mezcla provocada por sus errores y por el acierto de los rusos, evidenciado en manos del serbio Teodosic (10 puntos en el primer asalto), que castigó sin piedad a los merengues, desaparecidos en ambas zonas y obsesionados con su habitual lanzamiento desde el perímetro.

El marcador reflejó con exactitud la superioridad (17-6, min.6) de los locales, que no bajaron su ritmo en ningún momento. De hecho, el CSKA dominaba todas las estadísticas, a excepción de la casilla de pérdidas, que arriconaba a los españoles en la transición al campo contrario. Nada le salía al Madrid, cuyos artilleros más en racha (Llull y Carroll) aún no habían anotado. El mallorquín, incluso, se fue de vacío.

Antes de alcanzar el descanso, el Real Madrid volvió a sufrir un bajón importante, sobre todo por los desajustes en defensa. Un parcial de 7-0 elevó la diferencia a los 15 puntos, colchón que se mantuvo al término de los dos asaltos iniciales. El CSKA no ofreció rendijas, mostró su solidez y obligó a su rival a dar mucho más de sí.

Fue entonces cuando el Madrid cambió su discurso y se apoyó en Rudy Fernández, el mejor en los españoles. El escolta balear, muy 'enchufado' desde la línea de tres, culminó un 0-9 para los suyos que devolvió la esperanza, principalmente, de mandar al carajo el 'basket-average'. El triunfo en el Palacio fue por ocho y los de Laso no quería meterse en más líos.


Un mal final para el Madrid.

Pero el Madrid lo hizo pese a que Rudy siguió obcecado con lo mismo. Al final llegó a poner la distancia de su lado (74-67, min.39) merced a un mate de Carroll, pero la mala gestión de los minutos finales entregó el mango de la sartén a los rusos, que también se apoyaron en el buen hacer de Nenad Krstic, un valor seguro.

De esta forma, el Real Madrid se jugará la próxima semana ser cabeza de serie en los cuartos de final y obtener el factor campo en caso de un definitivo quinto partido. Los de Laso se medirán al Efes con el objetivo de no hipotecar su futuro en una Euroliga que afronta su tramo decisivo.

Ficha téncica

-Resultado: CSKA MOSCÚ, 81 - REAL MADRID, 72.
-Equipos.

CSKA MOSCÚ: Teodosic (17), Weems (21), Khryapa (6), Erceg (3), Kaun (6) -cinco inicial- Micov (-), Krstic (16), Jackson (8), Papaloukas (4) y Vorontsevich (-).

REAL MADRID: Llull (-), Rudy Fernández (24), Suárez (6), Mirotic (5), Begic (5) -cinco inicial- Draper (-), Rodríguez (7), Carroll (7), Reyes (10), Slaughter (8) y Hettsheimeir (-).


Parciales: 24-15, 20-13, 19-19 y 18-25.

-Árbitros: Rocha (POR), Lottermoser (ALE) y Sahin (ITA). Eliminaron a Felipe Reyes (min.40) por faltas personales.

-Pabellón: Universal Sports Hall. 5.234 espectadores.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine