La plantilla, sorprendida con la idea del psicólogo

Los jugadores no creen que el vestuario esté deprimido

24.03.2013 | 11:05
Lago protege el balón ante Aspas, ayer. // Ricardo Grobas
Lago protege el balón ante Aspas, ayer. // Ricardo Grobas

La posibilidad de que el Celta recurra a los servicios de un especialista en psicología deportiva para ayudar al equipo a salir del atolladero ha causado sorpresa en el plantel celeste, que nada sabe del asunto. Tal opción la deslizó hace unos días el preparador físico del equipo, Miguel Peiró, quien confirmó que Resino tiene esta idea en mente para reforzar la convicción del equipo en sus posibilidades de salvación.

Resino, que ya recurrió en su etapa como técnico del Levante con éxito a un psicólogo para mejorar el rendimiento del conjunto granota en circunstancias similares a las que ahora atraviesa el Celta, está convencido, de que el problema del cuadro céltico es más psicológico que futbolístico. Y así lo ha manifestado en reiteradas ocasiones.

La iniciativa (que todavía no se ha concretado y quizá no llegue a fraguar pues se estaba simplemente evaluando) de enviar al equipo al diván ha sido recibida por el plantel con sorpresa. "No tengo ni idea. Cuando se dé ya hablaremos. No está encima nuestra, no tenemos ni idea y me resulta difícil opinar sobre algo que desconozco", señala, perplejo, el capitán, Borja Oubiña.

Álex López coincide con Oubiña en que la idea de recurrir a un psicólogo para reforzar al autoestima del grupo, es ajena al vestuario. "No tenía ni idea de que se había barajado esa opción y seguimos sin tener noticias. Es una decisión que tiene que tomar el cuerpo técnico y el club y si, sirve para ayudar, bienvenida sea", señala el ferrolano, quien, desde el punto de vista personal, no cree necesitar ayudar psicológica. "No sé si es necesario. Creo que depende de la forma de ser de cada uno, a unos le puede ayudar y a otros no. Algunos deportistas lo utilizan y no deja de ser una herramienta", dice.

Jonathan Castro, Jony, por su parte, observa: "Nosotros nos sabemos nada de ningún psicólogo. El míster no nos ha dicho nada. Nos dedicamos a entrenar y ya está". Y agrega que él no lo necesita: "A mí yo creo que no me hace falta, pero puede que haya alguien que lo necesite. Depende de cada uno".

Roberto Lago, mientras, no considera necesario recurrir a un especialista en psicología para mejorar la capacidad competitiva del Celta. "Yo veo al grupo unido, que sabe lo que quiere y no veo realmente que hay un problema psicológico. No sé si a estas alturas un psicólogo sería lo mejor", apunta. Y precisa: "Los futbolistas vivimos del día a día. El fútbol es un estado de anímico. Yo creo que el mejor psicólogo son los resultados. Hay que ganar uno o dos partidos y veremos las cosas de otra manera".

Antonio Rodríguez, Toni, por su parte, no lo ve una mala idea. "Aquí estamos todos para sumar y arreglar esta situación, así que, lo que decida el entrenador, bienvenido sea. Hay que sacarle el máximo provecho para seguir mejorando", comenta.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine