Vigo Rugby 18-12 VRAC Quesos Entrepinares

La enésima proeza del Vigo Rugby

El conjunto vigués vence al líder y deja prácticamente sellada su continuidad en la élite del rugby nacional

23.03.2013 | 18:20
Ash Moeke volvió a ser clave // DE ARCOS
Ash Moeke volvió a ser clave // DE ARCOS

El Blusens Universidade de Vigo no tiene límites. El equipo que dirige David Monreal puso fin a su racha de dos derrotas consecutivas venciendo al VRAC Quesos Entrepinares. El triunfo cosechado esta tarde es una proeza más de un equipo que sigue regalando momentos históricos a su fiel afición. As Lagoas volvió a ser territorio inexpugnable para el líder de la División de Honor. Sucumbió Gernika hace semanas. Hoy fue el turno del cuadro pucelano. Tan solo el Santboiana, el conjunto más en forma de la categoría, ha conquistado el fortín de un XV del Olivo que está firmando un 2013 espectacular.

El Vigo Rugby sustentó su victoria ante el equipo vallisoletano gracias a su buen trabajo defensivo. El marcador no se movió hasta pasados los diez minutos de partido. Al filo del cuarto de hora Latu regalaba un motivo para soñar con un nuevo triunfo de altura. Sin embargo, el VRAC Quesos Entrepinares remontaría el golpe inicial de los olívicos. Nacho Molina empataría poco después (5-5) y un ensayo a la media hora de contienda pondría por delante a los pucelanos (5-12).

Los hombres de David Monreal siguieron tuteando a una de las potencias del rugby nacional. En los primeros compases del segundo período Ash Moeke recortaba distancias (8-12). El Vigo Rugby seguía con opciones de dar la sorpresa. El apertura volvía a estar acertado con un nuevo golpeo y comprimía al máximo el marcador (11-12). Esa jugada sería clave, pues el VRAC Quesos Entrepinares jugaría el resto del partido con un hombre menos.

La superioridad numérica catapultó al XV del Olivo. La afición veía que doblegar al líder estaba a un solo paso. El conjunto pucelano defendía las acometidas de los locales. El Blusens Universidade de Vigo tenía al VRAC Quesos Entrepinares contra las cuerdas. Ash Moeke erraba en un golpeo. Sin embargo, el neozelandés sería el encargado de asestar el golpe definitivo al equipo pucelano. Su ensayo, con su consiguiente disparo certero a palos, (18-12) significaba un nuevo triunfo histórico para un Vigo Rugby que deja prácticamente sellada su continuidad en la élite del rugby nacional.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine