Aspas: ´Fui yo el que la cagué y tengo que apechugar con ello´

El Comité de Apelación confirma los cuatro partidos de sanción impuestos al delantero - El Celta estudia recurrir ante el CEED

23.03.2013 | 04:10
Iago Aspas lamenta el fallo de una ocasión de gol en el entrenamiento celebrado ayer por la mañana en las instalaciones deportivas de A Madroa. // Ricardo Grobas
Iago Aspas lamenta el fallo de una ocasión de gol en el entrenamiento celebrado ayer por la mañana en las instalaciones deportivas de A Madroa. // Ricardo Grobas

Un semana después de su autoexpulsión en Riazor, Iago Aspas compareció ayer en público, pocos minutos después de que el Comité de Apelación confirmase que tendrá que cumplir una sanción de cuatro partidos, para pedir disculpas por su irresponsable conducta. "Me fastidia sobre todo por mis compañeros y por la afición. Y porque se ha perdido un partido importante. Al ver la cara de impotencia de mis compañeros al terminar el partido, uno se siente culpable", confesó el futbolista moañés, que dijo estar "decepcionado y jodido" por su comportamiento. Y no pone paños calientes a las críticas recibidas. "El que la cagué fui yo y tengo que atenerme a las consecuencias. Tengo que pedir perdón a mis compañeros porque los más perjudicados han sido ellos".

El Comité de Apelación de la RFEF acordó desestimar ayer el recurso del Celta contra la sanción de cuatro partidos de suspensión impuesta el miércoles por Competición. Esto significa que Abel Resino pierde a su delantero más eficiente en los próximos compromisos contra el Barcelona, el Rayo Vallecano, el Mallorca y el Zaragoza, un tramo de la competición crucial en la carrera por la permanencia.

El morracense no eludió su culpabilidad en la acción que propició su expulsión -un cabezazo al deportivista Carlos Marchena-, pero esperaba, de acuerdo con algunos recientes precedentes, como el ocurrido con el sevillista Kondogbia, que Apelación estimase las alegaciones presentadas por el Celta y rebajase el castigo en un par de partidos. "Ya me esperaba que la sanción iba a ser de cuatro partidos, pero viendo los antecedentes de otros compañeros confiaba en que me sacaran alguno. Estoy decepcionado. No sé si hay agravio comparativo, pero sí que me molesta que no se tuviesen en cuenta los antecedentes de otros compañeros", destacó.

El delantero céltico se mostró partidario, en este sentido, de que el club presentase recurso ante el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD), la última instancia posible para rebajar el castigo. "Yo no sé de leyes, pero algo me han comentado. Espero que, si presentan alegaciones, me quiten algún partido", dijo.

El Celta no aclaró ayer sin embargo si tiene previsto recurrir ante el CEDD y pedir que se suspenda cautelarmente el castigo. Al no reunirse el comité hasta el próximo viernes, el club ha decidido tomarse unos días para decidir si merece la pena presentar el recurso.

Y lo cierto es que, a juzgar por las imágenes del choque, es difícil que prospere. Tanto es así que el propio Aspas no encontraba ayer explicación a lo sucedido. "No sé bien qué pasó, son momentos que se me borran. Estaba en tensión y se me fue de las manos", explicó el artillero, que reconoció que no medió provocación de Marchena, contradiciendo así la argumentación del recurso presentado por el Celta, que califica la acción como lance del juego y dice que hay una falta previa del defensa deportivista. "Que yo recuerde, creo que no me provocó. No lo sé, ahí están las imágenes y el vídeo para verlo", se excusó.

El delantero celeste tampoco puso objeción alguna a las duras críticas recibidas de algunos compañeros más veteranos, como Mario Bermejo o Javi Varas, que le reprocharon su falta de profesionalidad. "Claro que acato lo que ha dicho Mario. Estaba caliente después de correr durante noventa minutos como un pollo sin cabeza y claro que lo entiendo. Lleva muchos años en el mundo del fútbol y a Mario lo respeto mucho", dijo Aspas, que no ocultó su disgusto por tener que ver en las próximas cuatro semanas los toros desde la barrera. "Todos sabéis lo que me gusta jugar, pero la cagué y tengo que apechugar con ello. Estoy jodido y molesto. No es plato de buen gusto para nadie y no se lo deseo a nadie", reiteró. "Por eso esperaba que me rebajasen algún partido. He aprendido muchas cosas y creo que en estos partidos desde la grada aprenderé más", reflexionó. El punta morracense, por último, afirmó que ve al equipo perfectamente capacitado para ganar sin él en los partidos que falte. "Tendré que esperar y dar todo el ánimo a mis compañeros para sacar estos compromisos adelante," se resignó.

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine