Segunda División

El Lugo aprovecha un regalo del Murcia

Pablo Álvarez marcó el único gol del encuentro - Los de Setién se alejan de la cola

18.03.2013 | 08:20

murcia 0
Javi Jiménez; Molinero, Dos Santos, Catalá (Tagliafico, minuto 58), Óscar Sánchez; Nafti (Paco Sutil, minuto 66), Matilla, Emilio, Nico Martínez; Saúl y Kike García (Cristian, minuto 58).
lugo 1
Yoel; De Coz, Tena, Víctor Marco, Manu; Pita (Iago, minuto 86), Seoane, Pablo Álvarez, Tonetto (Víctor Díaz, minuto 66); Durán (Belforttí, minutto 81) y Airam.
Gol: 0-1. Minuto 21: Pablo Álvarez. Árbitro: Pablo González Fuentes, del comité asturiano. Mostró la tarjeta amarilla a los locales Dos Santos y Nafti y a los visitantes De Coz, Tonetto, Pablo Álvarez y Víctor Díaz. Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada de la Liga Adelante que se disputó en el estadio Nueva Condomina de Murcia ante 5.624 espectadores.

Un solitario gol marcado por Pablo Álvarez aprovechando las facilidades dadas por la defensa del Real Murcia permitió al Lugo ganar en Nueva Condomina en un duelo entre equipos que pelean por la permanencia y en el que se encontró a un rival gris y sin respuesta.

El cuadro local quiso dominar el choque desde el comienzo, pero sin profundidad, y las oportunidades de las que dispusieron Catalá y Kike se perdieron con el balón fuera.

El conjunto gallego, por su parte, aceptó de buen grado un regalo que le hizo Catalá para adelantarse y marcar el que sería el único tanto del encuentro. Pablo Álvarez remató a placer después de que el defensa murcianista no despejara cuando tenía ventaja para hacerlo.

Antes del descanso el Murcia tuvo el empate a su alcance, pero Óscar Sánchez, tras un saque de esquina y remate inicial de Dos Santos, no acertó a remachar la jugada y estrelló el cuero en el larguero cuando estaba en el área pequeña y la afición local ya esperaba cantar el gol de la igualada.

En la reanudación el encuentro fue un quiero y no puedo por parte de los de Onésimo Sánchez ante un rival que se parapetó bien en defensa para mantener su marco a cero.

Además, Catalá dio al Lugo la posibilidad de hacer el segundo gol, pero esta vez Javi Jiménez lo evitó ante el desconcierto que el central causaba en la zaga murcianista.

En ataque, la falta de participación de los atacantes granas motivó que fuera un defensa como Molinero el que, con sus peligrosas subidas por la banda derecha, exigiera a Yoel, quien respondió con acierto en las pocas ocasiones en las que tuvo que intervenir.

En el partido a los granas, además de clarividencia y acierto, les faltó suerte, y la prueba de ello es que Catalá y Sutil debieron abandonar el terreno de juego lesionados. La salida del campo de éste último hizo que los murcianistas disputaran los últimos minutos con un jugador menos al haber realizado ya los tres cambios permitidos, lo que dificultó todavía más la tarea de reaccionar.

Ello facilitó las cosas a los de Quique Setién, que se alejan de la cola de la clasificación y quedan en el decimotercer puesto, mientras que el Murcia, decimoséptimo, se queda a solo tres puntos de las posiciones que condenan a Segunda B.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine