Vettel empieza donde terminó

El alemán marca el mejor tiempo en las dos tandas de entrenamientos libres - Alonso, tercero por la mañana y sexto por la tarde - Posible tormenta hoy durante la calificación

16.03.2013 | 00:01
Alonso, ayer en Melbourne. // Efe
Alonso, ayer en Melbourne. // Efe

Los viernes de un Gran Premio pocas veces sirven para despejar incógnitas, y menos cuando se trata de la primera cita de la temporada. Así, a primera vista habría que convenir en que los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Australia disputados ayer en Albert Park fueron una traslación simple del dominio ejercido por los Red Bull de Sebastian Vettel y Mark Webber al final de la pasada campaña.

Vettel, con casco de astronauta, marcó la mejor vuelta del día a los mandos de su "Hungry Heidi", la "Hambrienta Heidy" como ha bautizado a su monoplaza. Y hambre tuvo para devorar los tiempos de todos sus rivales, mejorando en dos décimas el crono de su compañero Webber, en cuatro el del alemán Rosberg (Mercedes), tercero, y en ocho a un Fernando Alonso que, sexto, calificaba la sesión de "extremadamente productiva".

"Hemos dado muchas vueltas y hemos podido hacer un primer análisis importante del comportamiento de los dos nuevos compuestos de neumáticos que ha elegido Pirelli para esta carrera. Sabíamos que no éramos los más rápidos y se ha confirmado, y aunque somos conscientes de que queda mucho por hacer si queremos luchar por los mejores, debemos destacar que el coche ha respondido bien", comentó el bicampeón asturiano, que en la primera tanda de ensayos había marcado el tercer crono tras los de Vettel y su compañero Felipe Massa.

Hoy puede haber importantes variaciones durante la sesión de clasificación ya que se esperan cambios notables en las condiciones meteorológicas, con bajada de la temperatura y altas probabilidades de que una tormenta descargue sobre Melbourne. Será el momento de sacar las primeras conclusiones de cara a la carrera de mañana (7 horas).

Vettel, de 25 años, que el año pasado se proclamó el tricampeón del más joven de la historia de la Fórmula Uno, al anotarse su tercer Mundial consecutivo, al mismo tiempo que su escudería lograba su tercer título seguido de constructores, ha comenzado el año con buen pie. "En líneas generales, ha sido un buen día para nosotros, no tuve ningún problema con el coche. Después de todo el kilometraje de las pruebas (de pretemporada) fue divertido estar de nuevo ahí fuera. El circuito no se ha vuelto más fácil, siempre es un reto importante", explicó Vettel, ganador de 26 Grandes Premios y que hoy apuntará a su trigésima séptima 'pole'.

"El neumático blando no dura mucho, pero el duro es bastante decente para la carrera", comentó, en declaraciones difundidas por su escudería, el campeón de Heppenheim, que ayer dio 49 vueltas a la pista semiurbana de Melbourne: dieciséis en la primera sesión y 33 en la segunda. "El tiempo parece que va a ser bastante variable mañana y, ya que no podemos predecir cuánto va a impactar sobre las ruedas y el equilibrio del monoplaza, tenemos que estar listos para cambiar cosas", opinó 'Seb'.

Lewis Hamilton, campeón del mundo de Formula Uno en 2008 y que ayer se estrenó en competición como piloto de Mercedes, señaló que el hecho de que su compañero alemán Nico Rosberg haya sido tercero "demuestra" que son "competitivos".

"En términos generales ha sido una buena jornada, aunque puede que quizá no una de las más tranquilas", explicó Hamilton, que marcó el séptimo tiempo y acabó la segunda sesión antes de tiempo, al salirse de trazado y chocar contra la valla de protección, sin sufrir daño alguno. "Estoy satisfecho al ver dónde estamos. "Eso es fruto del buen trabajo que todos han hecho, tanto en la fábrica, como aquí en el circuito. Ya tengo ganas de afrontar el resto del fin de semana", dijo el inglés.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine