Menos pasión, menos incidentes

El clásico de Riazor perdió intensidad con respecto al anterior por los agobios clasificatorios de ambos equipos - A Coruña volvió a recibir a Aspas de uñas pero el moañés se borró de la fiesta antes de la media hora de juego - Fernando Vázquez mantiene la racha en los derbis

16.03.2013 | 03:33

Otro varapalo se llevó el Celta en Riazor, donde el madrugador gol de Riki, el nuevo verdugo de los célticos, y la expulsión de Aspas allanaron el camino para que el deportivismo celebrase una jornada de fiesta. Por un día, en Riazor se olvidaron de los graves problemas económicos, que amenazan con la desaparición del club, gracias a las facilidades que le dio el eterno rival. Fernando Vázquez, ahora en el banquillo del Deportivo, fue el último en conducir a los celestes a una victoria en A Coruña. Hace seis años de aquella última alegría del celtismo en Riazor, donde el Celta estuvo arropado por unos ochocientos aficionados, que esta vez llegaron sin problemas al estadio coruñés. Como el curso pasado, la fiesta fue para los seguidores locales.

La mala temporada de los eternos rivales y el horario inusual del partido restaron intensidad emocional a un clásico gallego que dejó atrás los incidentes del año pasado en A Coruña. El Celta volvió a caer. La cantera de A Madroa sigue fallando en estos duelos de alta tensión.

Hace 16 meses, el Deportivo y el Celta volvían a coincidir en la misma categoría tras un paréntesis de un lustro. Tiempo suficiente para echar de menos uno de los clásicos más calientes del fútbol español. El de ayer fue más desapasionado, a pesar de que algún jugador del Celta intentó echarle gasolina. Las fotos de Hugo Mallo en el interior del autobús que trasladaba a la peña Iago Aspas, con un cartel que incluía el escudo del Dépor y el lema "se vende", corrió como la pólvora por las redes sociales.

Ante la negativa del club vigués y de la federación de peñas a organizar el traslado de los alrededor de ochocientos seguidores que viajaron al norte -las empresas de autobuses querían evitar desperfectos como los de la anterior visita a Riazor-, la caravana céltica se redujo a siete autobuses. El resto lo hacía por su cuenta. Esta vez, el plan de seguridad resultó más discreto y no hubo daños materiales. Los radicales del Dépor estaban localizados en otra punta cuando la expedición sureña contempló la torre de Hércules. Con dos horas de antelación, los seguidores del Celta fueron obligados a entrar en el estadio e instalarse en el mismo rincón de Preferencia Lateral. Allí se cansaron de cantar, tanto a los suyos como al rival, al que le recordaban su delicadísima situación económica.

Es la liturgia de un derbi que la Liga quiso que se celebrase en un día inadecuado y a una hora poco propicia para que Riazor registrase un lleno como el de la anterior visita del Celta.Tampoco la situación en la tabla de ambos equipos anima mucho a la verbena.

No cambió, sin embargo, la ceremonia de bienvenida al Celta, con la calle Manuel Murguía atestada de gente, preparando la llega del autobús del Celta al estadio. Como el año pasado, Iago Aspas fue el centro de la ira de los cientos de aficionados que se apostaban en las aceras de la arteria que conduce a la playa.

Huevos y botellas caían sobre las furgonetas policiales que custodiaban el vehículo en el que viajaba el equipo vigués. El Celta, que ha ido creciendo con la cantera de A Madroa, se preparaba para buscar un triunfo que el eterno rival le negaba desde los tiempos de Fernando Vázquez en el banquillo celeste, durante las dos anteriores citas en la máxima categoría. Ahora, con el técnico compostelano en el bando contrario, se esperaba otra intensa jornada de fútbol.

Como el curso pasado, Riazor tuvo ocasión a las primeras de cambio de disfrutar de un gol de su equipo, que intentaba olvidar sus penurias económicas y deportivas.

Con el gol de Riki se desató la euforia en las gradas. En el lado contrario, los Riazor Blues tenían cerca al odiado Aspas para completar la fiesta del primer tiempo.Antes de que se cumpliese la primera media hora de juego, Aspas cayó en la trampa de Marchena, que recibió un cabezazo del moañés para que el árbitro diese por terminada la presencia del delantero del equipo vigués. Quizás haya sido la última acción de Aspas en un derbi gallego. Su futuro está más lejos que cerca del Celta, al finalizar la temporada.

Riazor celebró la marcha de Aspas tanto como el gol inicial de Riki. Todo se le ponía de cara al colista de Primera, cuyo desahucio ha querido retrasar su eterno rival. El mundo al revés. Quienes habían acudido a Riazor con cánticos alusivos a una posible desaparición del Dépor por sus deudas quedaban enmudecidos por la algarabía de la afición blanquiazul ante el gol de Riki y la autoexpulsión de Aspas.

La cantera del Celta necesita clases de Educación para la Ciudadanía.Ayer perdió los papeles, desde que uno de sus jugadores se subió en el autobús de una peña, la que lleva el nombre de quien no supo manejar la presión de un derbi. Tras el descanso, los Riazor Blues recordaron con una pancarta la ausencia de títulos en las vitrinas del eterno rival, que volvió a verse superado por un equipo y una afición que lo dan todo por llevarse el clásico gallego. Puede ser su última alegría del curso, pero sabe muy bien ante el eterno rival.

Celta de Vigo

Iñigo Martínez, en una foto de Archivo // LOF
Iñigo Martínez y Rubén Pardo, bajas ante el Celta

Iñigo Martínez y Rubén Pardo, bajas ante el Celta

El central, lesionado, está en el foco mediático por el posible interés del FC Barcelona

El é o celtismo e o seguirá sendo alá onde estea

El é o celtismo e o seguirá sendo alá onde estea

O Presidente da Federación de Peñas do Celta de Vigo lembra a un dos afecionados do club máis...

La despedida de Chelo Díaz: "Ha sido inolvidable vestir la camiseta del Celta"

La despedida de Chelo Díaz: "Ha sido inolvidable vestir la camiseta del Celta"

El chileno dedica unas palabras de agradecimiento a sus compañeros, a personal del club y a la...

Marcelo Díaz abandona el Celta tras año y medio en Vigo

Marcelo Díaz abandona el Celta tras año y medio en Vigo

El jugador se despidió de la plantilla antes del entrenamiento de hoy

Liga 2017/2018: ¿Cuándo se juega el Espanyol - Celta de Vigo ?

Liga 2017/2018: ¿Cuándo se juega el Espanyol - Celta de Vigo ?

El estadio del club catalán albergará el cruce el lunes 18 de septiembre a las 21 horas

Cambio de estilo con el mismo once

Cambio de estilo con el mismo once

Unzué presentará en el debut liguero un equipo casi idéntico al del curso pasado - La baja de...

Deportes

Deportistas, actores y músicos, con Barcelona
Deportistas, actores y músicos, con Barcelona

Deportistas, actores y músicos, con Barcelona

Ronaldo, Fernando Alonso, Pau Gasol, Penélope Cruz y Miguel Bosé, entre los que han reaccionado

Samuel Sánchez, sobre su positivo: "Una sorpresa total, no me lo puedo creer"

Samuel Sánchez, sobre su positivo: "Una sorpresa total, no me lo puedo creer"

"Tengo 39 años y estoy a punto de retirarme, ¿para qué me iba a meter en esto?", se pregunta el...

Samuel Sánchez da positivo por dopaje

Samuel Sánchez da positivo por dopaje

El ciclista asturiano ha sido apartado de la competición y no disputará la Vuelta a España

Los favoritos para la Vuelta: Froome, Bardet, Contador...

Los favoritos para la Vuelta: Froome, Bardet, Contador...

El ciclista británico, vencedor del último Tour, es el rival a batir de la nueva edición de la...

Rafa Nadal se estrena en Cincinnati con un cómodo triunfo ante Gasquet

Rafa Nadal se estrena en Cincinnati con un cómodo triunfo ante Gasquet

El manacorí, primer cabeza de serie, pasa a octavos tras resolver el encuentro por 6-3 y 6-4

Rafa Sáez: "La competición va a ser este año más exigente"

Rafa Sáez: "La competición va a ser este año más exigente"

El equipo vigués inicia la temporada en A Malata ante el Racing de Ferrol


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine