´El partido está al cincuenta por ciento´

El técnico destaca la importancia de empezar a sumar lejos de Balaídos

15.03.2013 | 08:27
Abel Resino, con el juvenil David Costas, corrige un ejercicio en un entrenamiento en A Madroa. // Grobas
Abel Resino, con el juvenil David Costas, corrige un ejercicio en un entrenamiento en A Madroa. // Grobas

Aunque la situación del Deportivo, con diecisiete puntos y a nueve de la salvación, es crítica, el entrenador del Celta, Abel Resino, no ve a su equipo favorito en el clásico gallego de esta noche en Riazor. El técnico toledano considera que el choque estará igualado y concede a cada equipo un cincuenta por ciento de posibilidades de llevarse la victoria. "Veo el partido al cincuenta por ciento de posibilidades. Ellos dicen que es su última oportunidad de reengancharse a la Primera División y vamos a ver qué Dépor nos encontramos. Si va a venir a buscar el partido o va a ser más conservador. Intentaremos estar preparados para reaccionar", indicó Resino, que considera el triunfo una obligación para su equipo, no tanto por una cuestión de rivalidad como de puntos. "Es un partido muy importante, no solo porque nos enfrentamos al Dépor, el eterno rival, sino porque para conseguir el objetivo final también tenemos que ganar fuera de casa", advirtió el preparador céltico, que vería el futuro más despejado con tres puntos más en el casillero. "Ganando damos un paso importante, sobre todo en lo que nos refuerza para competir. Todos somos conscientes de que para seguir creyendo tenemos que ganar.", dijo. Y agregó: "El equipo está evolucionando muy bien, pero la única forma de confirmar esa teórica recuperación es ganando. Si no ganas te cuesta mucho más creer y avanzar". El entrenador del Celta espera que su equipo se muestre ambicioso esta noche en Riazor. "Tenemos una forma de jugar y vamos a ir para arriba. Nunca vamos a dejar de mirar la portería contraria y no nos vamos a conformar con especular. Queremos que el ataque sea una parte importante de este partido", aseguró.

Abel Resino pretende que sus jugadores sean capaces de aislarse del ambiente y mantengan la cabeza fría para no equivocarse en sus decisiones. "Qué duda cabe que lo ideal son los equipos que saben interpretar los partidos. Ojalá consigamos marcar la pauta de cada partido y sepamos controlar los momentos difíciles porque habrá momentos de mucha tensión y complicados desde el punto de vista psicológico", explicó. Y añadió: "Quieras que no, este partido está rodeado de mucha tensión. Las ciudades son rivales, los chicos viven en una ciudad y la gente les para por la calle. Es un partido especial y hay que intentar controlar esas sensaciones".

El técnico céltico explicó que él mismo ha tenido ya la oportunidad de vivir la tensión asociada al derbi. "Por la calle ya me han parado varias veces para hacerme ver la importancia de este partido.", reveló Resino, que precisó: "Yo tengo experiencia en este tipo de partidos y sé que hay un gran interés por ganarlo. Pero es importante que no nos pasemos de euforia. Tenemos que hacer este partido lo más normal posible".

El preparador celeste anunció que planea algunos cambios en la alineación con respecto al equipo que perdió el pasado domingo ante el Real Madrid. Se trata, según explicó, "de oxigenar a los jugadores del importante esfuerzo realizado contra el conjunto blanco. Habrá alguna gente que cambie. El equipo dio un buen rendimiento el otro día contra el Real Madrid, pero hicimos un desgaste importante. Pero el equipo consiguió estar durante bastante tiempo a buen nivel. Nos hemos recuperado, hemos trabajado, aunque no todo lo que nos habría gustado porque ha habido pocos días, pero creo que el equipo va a llegar en buenas condiciones para competir", observó.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine