Jonathan tuvo una participación activa en las dos últimas victorias en Riazor

13.03.2013 | 07:42

El fútbol corre fuerte por la sangre de los Aspas, aunque produzca efectos tan diversos. Jonathan precedió a Iago en el primer equipo, entre 2003 y 2007. Era un interior derecho veloz e intenso. Tras pasar por Piacenza, Excelsior Mouscron y AE Paphos, juega actualmente en el Alki Larnaca a sus 31 años. Desde Chipre ha tomado las riendas de la carrera de su hermano, ya que el conflicto entre sus representantes oficiales y otros apoderados había generado mucha confusión a su alrededor.
Pero Jonathan tiene otras enseñanzas útiles que compartir con Iago. El mayor de la saga (que se completa de momento con el primo Aitor) disputó varios derbis y con bueno resultado. Aunque debutó con el primer equipo en 1999, con 16 años, fue con Fernando Vázquez con quien se instaló en el vestuario profesional. Celebra el regreso a la actividad del técnico santiagués, aunque sea en el banquillo rival. "Es bueno que esté otra vez dirigiendo a un equipo", proclama. Con Vázquez participó en las dos últimas victorias en Riazor, el 0-2 con goles de Silva y Perera y el 0-1 con gol de Nené, al que asistió precisamente Jonathan, que dice sobre el próximo partido: "Ninguno de los dos equipos se merece estar ahí abajo. El Celta ha jugado muy bien. Le ha faltado contundencia y algo de suerte con el gol".


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine