CELTA

El Celta afronta su etapa más decisiva

Tras enfrentarse a Madrid y Barça, a los célticos les esperan, además, tres rivales directos por la permanencia

06.03.2013 | 07:30
Laura Monsoriu
Laura Monsoriu

El Celta inicia ante el Real Madrid su etapa más decisiva en la Liga. Cinco equipos están plenamente implicados en la salvación, el vigués, el Granada, Zaragoza, Mallorca y Deportivo. El calendario es apretado. Junto a Real Madrid y Barcelona, la complicación llegará para estos equipos en los duelos directos. El Granada es el que, bajo este punto de vista, lo tiene menos oscuro. Deberá jugar ante el Zaragoza esta misma jornada y luego se enfrentará a rivales de otro calibre. Y son los maños los que lo tienen peor en este sentido: cuatro duelos directos además de blancos y azulgranas. El Celta y el Mallorca tendrán también una prueba dura: a ambos les esperan los dos grandes y otros tres duelos directos, entre ellos el que jugarán entre sí en el estadio insular. El Depor, último, ha dejado atrás al Madrid, pero cuenta con tres duelos directos y esta misma semana el Barça será su rival. A falta de doce partidos para la conclusión de la Liga, por lo tanto, los enfrentamientos directos entre los implicados en la permanencia resultarán posiblemente decisivos.

El Celta se encuentra en zona de descenso desde que el 2 de febrero cayera por la mínima ante Osasuna en El Sadar. Desde entonces, los célticos suman cuatro jornadas consecutivas en la decimoctava posición, con dos puntos de desventaja sobre el Zaragoza.

Madridistas, deportivistas y barcelonistas, por ese orden, son los próximos rivales del Celta en su travesía por la salvación. Los de Abel reciben el domingo (19.00 horas) a los de Mourinho. El viernes de la próxima semana, los célticos visitan a su eterno rival en Riazor (21.45 horas), en un clásico que puede resultar decisivo para los blanquiazules, que este fin de semana acuden al Camp Nou. Con 17 puntos, a los de Fernando Vázquez les quedan pocas opciones para salvar la cabeza. La primera pasa por derrotar al Celta, con el que igualó en la primera vuelta en Balaídos.

Ha sido precisamente en su estadio donde los célticos han encontrado el balneario que les ha curado de las penas y las fatigas de los partidos a domicilio, donde han obtenido solamente 4 de los 39 puntos que estaban en juego. En lo que resta de competición, el Celta solamente tendrá la visita del Zaragoza, al que ya derrotó en La Romareda. Otro posible rival en el pulso por mantener la categoría, el Athletic de Bilbao -los vascos se encuentran en la decimocuarta posición, con 29 puntos-, también ha de pasar por Balaídos.

Por otra parte, siete de los doce encuentros que le restan al Celta serán ante su afición, un dato a tener en cuenta por parte de sus rivales. Uno de ellos, el Zaragoza parece el más débil en estos momentos, junto al Deportivo. El equipo aragonés, el que peor lo tiene a priori, comienza este fin de semana ante el Granada, para afrontar a continuación el temible "Tourmalet" de esta Liga: Real Madrid y Barcelona, ambos en la capital aragonesa, teniendo en medio el compromiso con el Deportivo. En los duelos directos de la primera vuelta, los zaragozistas solamente cayeron ante el conjunto céltico.

Al Real Madrid se le ha dado muy bien jugar en Liga en el estadio de Balaídos en los últimos años, ya que los blancos se han llevado los tres puntos en sus últimas cinco visitas a Vigo, donde sin embargo cayeron en enero pasado en la ida de la eliminatoria de Copa del Rey (2-1).

La última vez que ambos equipos se vieron las caras en Liga en el estadio vigués fue en la campaña 2006-07. El Real Madrid de Capello venció 1-2. Ese mismo resultado se dio en la temporada anterior. Aquel 29 de enero de 2006, el Real Madrid doblegó a los celestes con goles de los brasileños Robinho y Cicinho. Por el Celta marcó el defensa argentino Matías Lequi.

En la campaña 2003-04, Ronaldo y Roberto Carlos fueron los goleadores del Real Madrid. Un año antes, Ronaldofue decisivo, con un gol en el minuto 83, en el triunfo de su equipo.

Esa racha de victorias en Balaídos la inició el conjunto blanco en el curso 2001-02, cuando Raúl acabó con la sequía de su equipo en Balaídos, donde había caído en las cinco campañas anteriores.

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine