Vuelve a ser deporte olímpico

El regreso del golf

En 2016 se cumplirán 112 desde que los Juegos Olímpicos incluyeron por última vez a este deporte en su programa

10.10.2009 | 21:52
Sergio García, este sábado, durante la disputa del Masters de Madrid.
Sergio García, este sábado, durante la disputa del Masters de Madrid.

Si el barón Pierre de Coubertain levantara la cabeza se sorprendería de que el golf haya regresado al programa de deportes olímpicos -para Río 2016-, aunque hayan transcurrido 105 años desde su última aparición en unos Juegos y se cumplan 112 en el citado año de 2016.

El golf, uno de los deportes más longevos que se practican en el planeta, ya estuvo antes y por dos veces incluido en el programa olímpico: en 1900 (París), en los llamados II Juegos de la Era moderna, y en 1904 (Saint Louis). Coubertain era por entonces el presidente del COI (Comité Olímpico Internacional).

En los Juegos de París participaron por primera vez las mujeres, y el golf fue una de las modalidades en donde las féminas encontraron un deporte en el que competir.

Los campeones olímpicos, tanto en hombres como en mujeres, fueron estadounidenses: Charles Edward Sands y Margaret Ives Abbott.

El caso de Abbott (Calcuta, 1878) fue singular, ya que viajó con su madre a París, en 1899, a estudiar arte y música. Un año después fue una de las diez mujeres que jugó el torneo de golf a nueve hoyos un martes de octubre, en París. Ganó con 47 golpes.

Abott murió en 1955, sin saber a ciencia cierta que ese torneo que ganó en París formaba parte de los Juegos Olímpicos, y que se había convertido en la primera campeona olímpica en la historia de los Estados Unidos.

Cuatro años después, en Saint Louis, el canadiense George Lyon fue el último golfista que subió al escalón más alto de un podio olímpico.

Desde aquella escena, en la que Lyon mostraba su medalla de oro, el silencio olímpico para el golf ha sido total. Después de más de un siglo, el belga Jaques Rogge, actual presidente del COI, anunció que los golfistas podrán competir por la gloria olímpica, aunque deberán esperar hasta la cita de Río de Janeiro.

Faltan siete años para que los golfistas desfilen tras las banderas de sus respectivos países. Quizá para entonces, el vigente número uno del mundo y el deportista mejor pagado del globo, el estadounidense Tiger Woods, pueda ser uno de ellos.

"Si no estoy retirado para entonces, allí estaré", dijo Tiger, que para la cita de Río 2016 tendrá 40 años.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine