BALONCESTO - NBA

Piensa en verde

Los síntomas de inconsistencia mental en los Lakers se agudizan conforme avanza la liga ante la solidez de los Celtics

 

Los Celtics y los Lakers, principales y casi únicos candidatos a las finales, se medirán en Navidad. Será un examen preciso de cómo se sienten las dos franquicias en este punto del camino, si bien ambas ofrecen lecturas claras: Celtics mantiene la fe que le dio el anillo, un esquema claro y una personalidad incorruptible; Lakers no encuentra la forma de rentabilizar todo su talento y padece peligrosas lagunas mentales.

Armando ÁLvarez  Vigo
La situación de los Lakers, pese a la segunda derrota consecutiva en su gira por el Oeste (106-103 en Orlando), parece ideal: 21 victorias y 5 derrotas, con dos triunfos de ventaja sobre los Hornetts en la Conferencia Oeste. Tampoco es que los Celtics estén tan lejos como para renunciar al factor cancha en unas hipotéticas finales. A falta de sesenta partidos de temporada regular y cuatro rondas se antoja arriesgado aventurar cómo se presentará esa hipotética revancha que todos los analistas dan por segura y que dependerá mucho de cómo se gestionen las reservas físicas.
El problema angelino, a día de hoy, va más a la sustancia que a la estadística. El equipo está ofreciendo síntomas de inconsistencia mental, que se acentúan en la comparación con la solvencia bostoniana. Y la mentalidad, muchas veces, tiene peor tratamiento que lo propiamente baloncestístico. Incluso si de los temas de diván se encarga un gurú tan reputado como Phil Jackson.
Los Lakers pelean contra la certeza de que poseen la plantilla más talentosa y rica en recursos de la liga. Arrancaron arrasando, con diferencias medias de veinte puntos sobre sus adversarios. Más que contra ellos, parecían pelear contra récords de cuando Abdul Jabbar acababa de llegar a la franquicia. En un determinado instante se produjo la desconexión. Un clic que pasó desapercibido. La escuadra empezó a acomodarse en su evidente superioridad. Desde entonces, aunque la senda es triunfal, apenas ha firmado un partido convincente. O desperdicia ventajas notables o se ve obligado a remontarlas. En la otra orilla, y con mayor discreción, el "Big Three" de los Celtics bate sus propios registros históricos.
El de Doc Rivers es un equipo armado, de personalidad definida, que apenas tiene dudas en cada circunstancia. El anillo ha disipado los traumas de perdedor que en algún momento de sus carreras atenazaron a sus figuras. Eso, unido al crecimiento de secundarios como Rondo, permite que ni siquiera se note la baja de Posey.
Los Lakers, en cambio, flaquean en su apuesta por reeditar el "showtime". El añorado estilo de los ochenta no dependía tanto del genio de los jugadores como de que cada uno era una pieza perfectamente acoplada en el engranaje. El brillo de sus contragolpes camuflaba la fontanería. Estos Lakers, en cambio, chirrían en muchos aspectos. Como cuando Kobe Bryant se empeña en un duelo al sol con Wade, o cuando Gasol renuncia en el último cuarto a los tiros que sí hace con España. Bynum sigue demasiado tierno, Vujacic ha perdido la fe y Odom paga la pérdida de minutos.
Su nerviosismo es evidente. ¿Cómo explicar de otra forma que tras la tercera derrota la plantilla ya considerase necesario reunirse en el vestuario? En el guión no cabe otra cosa que el título y esa presión es de digestión pesada.
La tutela de Jackson no asegura el remedio. Ni siquiera el mejor entrenador de la historia junto a Auerbach es perfecto. En las pasadas finales cometió errores de bulto. Hoy sigue aplicando remedios heterodoxos. Pero no siempre dejar que se pudran los problemas es lo adecuado para que desaparezcan.
Jackson ya fracasó en una campaña destinada a la gloria. Aquella en que a Shaquille y Kone se habían sumado Malone y Payton. La fiabilidad de los Pistons se impuso al genio. Cuestión de química. Doc Rivers y sus chicos conocen la fórmula que más les conviene. Phil Jackson y los suyos siguen en el laboratorio. Ahora mismo la NBA piensa en verde.

  HEMEROTECA

Buscador de deportes

El Equipo y toda la información de la plantilla del equipo. Opine y haga haga su once. FARO con el Celta.
NBA

Ranking de la liga

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Coches

Bmw Z3 Roadster Rojo, año 1997, 145000 kms, 2 puer

Bmw Z3 Roadster Rojo, año 1997, 145000 kms, 2 puertas, Gasolina, transmisiver más

Opel Astra Azul, año 2000, 139000 kms, 3 puertas,

Opel Astra Azul, año 2000, 139000 kms, 3 puertas, Gasolina, transmisión maver más

CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
farodevigo.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya