FÚTBOL - MUNDIAL DE CLUBES

El Manchester United prolonga su recolecta

El conjunto de Ferguson se impone en la final al Liga de Quito gracias a un gol de Rooney.

22.12.2008 | 00:00
La plantilla del Manchester United festeja el triunfo sobre el campeón ecuatoriano. La plantilla del Manchester United festeja el triunfo sobre el campeón ecuatoriano.

LIGA DE QUITO 0 - 1 MANCHESTER UNITED
LIGA DE QUITO
Cevallos, N. Araujo, Calle (Ambrosi, m.76), Bolaños (Navia, m.88), Urrutia, Reasco (Larrea, m.82), Calderón, W. Araujo, Bieler, Manso, Campos.
MANCHESTER UNITED
Van Der Saar, Evra, Ferdinand, Ronaldo, Anderson (Fletcher, m.88), Rooney, Park, Vidic, Carrick, Rafael (Neville, m.85), Tévez (Evans, m.51).
Gol: 0-1, m.73: Rooney, de tiro cruzado. Árbitro: Ravshan Irmatov (UZB). Amonestó a Bieler (m.2), Campos (m.36), Cevallos (m.44), Calle (m.66), Anderson (m.70), Araujo (m.71) y expulsó a Vidic (m.49). Incidencias: Final del Mundial de Clubes disputado en el Estadio Internacional de Yokohama ante 68.682 espectadores.
efe  Yokohama
El Manchester United se proclamó campeón del Mundial de Clubes de la FIFA tras vencer con suma autoridad al Liga de Quito en una final que a los diablos rojos se les quedó pequeña por la inocencia de su rival.
El Manchester ganó su tercer título del año por y con oficio, después de dominar el partido de cabo a rabo a pesar de sufrir la expulsión de Vidic al comienzo de la segunda parte.
Los ingleses hicieron felices a los miles de japoneses que se acercaron a Yokohama con la camiseta de los diablos rojos, deseosos sobre todo de ver a Cristiano Ronaldo, que con cada gesto mínimo causaba suspiros al unísono de todo el estadio.
Los ingleses estuvieron imperiales, como lo es un equipo que casi todos los años juega alguna final, y no marcaron más goles a causa de la noche mágica del cancerbero ecuatoriano Cevallos.
El partido pudo correr un curso diferente si a los 5 minutos de partido Campos llega a rematar a gol una falta tonta lanzada por Manso que los defensas ingleses no supieron resolver y que se había convertido en un regalo para los ecuatorianos.
La defensa ecuatoriana era tierna y los cuchillos del Manchester, Tévez, Ronaldo y sobre todo Rooney, muy afilados.
El cancerbero ecuatoriano salvó a su equipo en varias ocasiones de goles cantados. Por ejemplo en el minuto 21 cuando a Cevallos le fue suficiente con atosigar al delantero inglés, porque no podía hacer otra cosa en su intento de impedir que la vaselina se convirtiera en gol.
Tanto Tévez como Rooney lo intentaron varias veces con potentísimos disparos y el Manchester dominaba claramente.
Los ecuatorianos se encomendaron rápidamente a lo que se le ocurriera a Manso, el único jugador con saber hacer y fe para intentar agujerear la portería de Van der Saar.
La segunda parte comenzó con una sorpresa, la expulsión de Vidic, que obligó a Alex Ferguson a retirar a Tévez por Evans y a colocar a Ronaldo como único delantero.
A Rooney le tocó hacer de Giggs, pero seguía siendo la mayor fuente de peligro inglesa.
Los ecuatorianos respiraron con la expulsión y aunque seguían sin tener la iniciativa, por lo menos se permitieron un lanzamiento lejano de Manso que Van der Saar sacó con una estirada. El Liga lo volvió a intentar cuando los ingleses le dejaron, primero con un tiro lejano de Araujo y luego con una oportunidad fallida de Manso.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine