A Madroa recupera la ambición

La plantilla céltica hace planes para alcanzar los primeros puestos en Navidades

26.11.2008 | 00:00
A Madroa recupera la ambición A Madroa recupera la ambición

La victoria en el estadio Ciutat de Valencia ante el Levante ha llevado al Celta a la novena posición en la tabla y a modificar sustancialmente el discurso de la plantilla. En el vestuario se respira más optimismo y prueba de ello son las palabras de Miguel Pérez, Michu, tras el entrenamiento celebrado ayer en A Madroa. Durante su comparecencia ante los medios de comunicación, el centrocampista asturiano trazó una línea en el horizonte que se interrumpe con las fiestas navideñas, que espera disfrutar con el equipo vigués en posiciones de ascenso. Se acabó la retahíla de hablar solamente del "próximo partido". El triunfo en Valencia ha abierto la mente de los futbolistas célticos, que como Michu se atreven a análisis más profundos, que comprenden hasta cuatro jornadas de Liga.
"Los tres puntos ante el Levante suponen una ilusión para nosotros porque empezamos perdiendo y conseguimos remontar contra un recién descendido de Primera. Nos da muchos ánimos y nos vemos con mucha confianza al dar ese salto cualitativo en la tabla [del decimoquinto al noveno puesto]", indicó Michu, que se animó a hacer planes y a imaginar una situación idílica si el equipo mantiene el mismo ritmo de puntos que en las últimas cuatro jornadas, en las que sumó tres victorias y un empate: "Sabemos que nos quedan cuatro partidos importantísimos antes de Navidad. Vamos a ir partido a partido, pero sería positivo hacer la media de los últimos cuatro encuentros, en los que sumamos diez de los doce puntos para llegar al parón de Liga muy cerquita o incluso en los puestos de ascenso".
La mejoría del equipo que entrena Pepe Murcia podría verse reflejada en un mayor apoyo de la afición, que Michu considera imprescindible para lograr los máximos objetivos deportivos. De hecho, el mediocentro comentó que la plantilla agradece el aumento de espectadores que se ha registrado en los últimos encuentros disputados en Balaídos. Ante el Rayo Vallecano rondó los nueve mil aficionados en las gradas, y espera que el sábado se supere esa cifra: "Ahora están llegando los resultados y estamos jugando bien, y por eso el público responde. Vamos a intentar ganar a la Real Sociedad para que nos sigan apoyando, que lo necesitamos muchísimo".
Respecto al próximo rival, Michu confía en que su equipo mantenga la progresión en juego y resultados. "El Celta tiene ventaja porque juega en casa y viene en línea ascendente, pero la Real Sociedad también tiene una plantilla para pelear por ascender a Primera, así que no va a ser un partido fácil. Creo que la Real va a venir a conseguir la victoria", contó el céltico, mostrándose crítico con el planteamiento defensivo que exhibió el Rayo Vallecano en su reciente visita a Vigo: "Sólo vinieron a empatar a cero", dijo después de calificar de "muy rácanos" a los del conjunto madrileño.
El centrocampista Michu, que se ha acomodado como pareja de Rosada en el doble pivote tras la lesión de Jonathan Vila, admite su alegría por la confianza que le ha dado Pepe Murcia. "Me encuentro cada vez mejor y, además, estoy teniendo la fortuna de que el equipo está ganando", indicó antes de recordar los problemas físicos que tuvo al inicio del curso y la rotura de fibras que le dejó varado unas semanas tras una gran actuación en la eliminatoria de Copa ante el rival del sábado.

noticias de FARODEVIGOMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo