CELTA

El Celta quiere pegar un estirón

El equipo vigués, decidido a prolongar su racha con un triunfo ante el Levante que le acerque a la zona de privilegio

23.11.2008 | 01:00
Óscar Díaz, Trashorras y Ghilas, durante uno de los entretenidos ejercicios que planificó ayer Pepe Murcia.
Óscar Díaz, Trashorras y Ghilas, durante uno de los entretenidos ejercicios que planificó ayer Pepe Murcia.

El Celta tiene esta tarde la oportunidad de pegar un estirón clasificatorio en un duelo marcado por la igualdad de fuerzas ante el Levante (Ciutat de Valencia, 17.00 horas, sin televisión). Frente a un rival de similar condición (el cuadro granota es uno de los recién descendidos y sobre el papel figura entre los candidatos al ascenso), el grupo de Pepe Murcia aspira a prolongar una racha que les mantiene invictos desde la cuarta jornada, pero que no ha bastado, por el elevado número de empates, para acercarles a las posiciones de cabeza.
Ambos equipos llegan al choque igualados en la tabla, pues los de Luis García Plaza apenas superan en un punto (16 por 15) al cuadro vigués. Pero si el fútbol es cuestión de ánimo y sobre todo de sensaciones, el Celta llega a Valencia con una considerable ventaja. El juego de los célticos ha crecido con el paso de las jornadas casi en la misma medida que ha menguado el de su rival. El Levante inició la competición disparado (tres victorias en los tres primeros partidos) y ha ido perdiendo impulso con el paso de las jornadas, al tiempo que el Celta ha ido avanzando a paso lento pero seguro. El declive clasificatorio de las últimas jornadas (especialmente tras la derrota encajada el pasado fin de semana en Huesca) ha arrojado sobre el equipo granota una sombra de sospecha y los nervios comienzan a aflorar entre la afición granota, escaldada tras vivir un año nefasto en lo deportivo y convulso en lo social, pues el club, presionado por sus acreedores, se vio forzado en junio pasado a acogerse al proceso concursal .
Las cosas se ven con más calma en el Celta, cuyo juego, tras un arranque pavoroso, ha ido creciendo en consistencia y fluidez. Las victorias obtenidas ante el Salamanca y el Córdoba y el buen desempeño colectivo, pese al empate del pasado domingo frente al Rayo, alimentan la esperanza de que el Celta puede estar pronto en la batalla que por categoría e historial se le supone.
El equipo vigués ha encontrado un esquema y un estilo definido y todos los indicios apuntan a que Pepe Murcia no moverá esta tarde sus piezas más de lo estrictamente necesario. Existen no obstante algunas dudas en la defensa, donde es baja segura Fabiano, lesionado en el entrenamiento del pasado miércoles, y duda de última hora Edu Moya debido a una infección intestinal. Murcia ha incluido al zaguero extremeño en la convocatoria, si bien su concurso va a depender de la evolución de la enfermedad en las próximas horas y los médicos han advertido que arrastra una situación de debilidad que le impedirá disputar el partido completo.
Con este panorama, lo más probable es que Pepe Murcia relegue a Moya al banquillo y opte por Fajardo y Roberto Lago (el técnico ha vuelto a dejar en tierra a George Lucas) para acompañar a Rubén y Peña en defensa. La otra duda sobre la alineación atañe al medio campo, donde Óscar Díaz y Dani Abalo se disputan una plaza junto a Roberto Trashorras y Kamel Ghilas. El resto del equipo no parece que vaya a sufrir cambios con respecto al que empató con el Rayo Vallecano hace siete días en Balaídos: Notario se situará bajo el marco, Ariel Rosada y el asturiano Michu se perfilan como pareja de pivotes y el brasileño Dinei, seguramente el hombre más en forma del equipo en los últimos partidos, volverá a ser el referente en punta.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine