Michel Salgado - Experiencia única

28.06.2008 | 02:00

Los futbolistas de la selección no cumplirán un sueño, porque una final es hacer algo que nunca habías soñado

A este grupo le conozco bien. Es prácticamente el mismo que estuvimos en el último Mundial, su primera gran cita. Y respondió bien hasta que llegó el partido de Francia, que no supimos entenderlo bien. Pero allí en Alemania empezó todo Es una selección muy joven que ha despuntado con mucha fuerza tras aquella experiencia y superando escollos. De aquellos problemas en el torneo germando llegaron los problemas iniciales en la clasificación para esta Eurocopa. Lo único que le faltaba a este grupo, donde la calidad sobra, era lo que tanto hablábamos en las concentraciones: "Nuestra clave va a ser pasar en cuartos". En Estados Unidos, en Corea, en Alemania, la selección no sabía cerrar el partido, siempre nos ha pasado algo y siempre, desde dentro, hemos vivido las mismas sensaciones. Lo teníamos claro: había que pasar de cuartos.
Ahora se ha conseguido en Austria. No lo he podido vivir, pero me imagino que los jugadores sienten que se han quitado un peso de encima y que han dado ese paso de ser algo más. Porque lo que se había hecho hasta entonces -ser octavos del mundo- no es malo. Y no le ocurría sólo a España. A Francia le ha pasado ahora, pero Inglaterra, Portugal...tienen el mismo problema. Ahora ha llegado, espero, el ciclo de España.
Estos días previos a una final, y lo digo por la experiencia de las finales de la Champions, se refleja una tensión absoluta. El ambiente que hay en torno al combinado nacional es grande. La gente es joven, los veteranos no son mayores, el mister tiene una ilusión desbordante, a pesar de lo que aparenta.
En las horas previas hará aparición esa ansiedad a la espera de que llegue esa gran final, es lo más bonito que puede vivir un futbolista. Al principio, el día del partido, se sentirán nerviosillos, que es bueno, y luego a jugar.
Los futbolistas de la selección no cumplirán mañana un sueño, porque lo que les está pasando, como ocurre en estos casos, es algo que nunca habías soñado. Es un momento precioso, que nunca se olvida. Una final es una experiencia única. No es cumplir un sueño, es hacer algo que no habías soñado. Es un momento precioso, que nunca se olvida, una experiencia única. Los entrenamientos estos días son menos intensos, partidillos de risas para relajar el ambiente hasta que llegue el momento del partido. Alta tensión.

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine