baloncesto - nba

Tan grande como la vida

02.06.2008 | 00:00

Pau Gasol será uno de los protagonistas en la final entre los Lakers y los Celtics, con la que la liga ha soñado durante 21 años.

La NBA está de fiesta. Este jueves comienza la final que ha esperado durante 21 años. Las dos franquicias más laureadas, Boston Celtics (16 títulos) y Los Ángeles Lakers (14), reeditarán sus míticos enfrentamientos, especialmente aquellos de los ochenta que convirtieron el baloncesto en un fenómeno universal. Para España, el interés alcanza el delirio por la presencia en las filas angelinas de Pau Gasol.
Fue precisamente el fichaje del español ("donación", dice Bryant por lo poco que entregaron a cambio) lo que despertó esa posibilidad. Los Celtics, tras una eterna travesía del desierto, ya eran candidatos tras la llegada en verano de Garnett y Allen. Entre el deseo y la realidad se interponían equipos más cuajados como Detroit, Utah o San Antonio. Obstáculos que han caído derribados.
Los pronósticos hablan de una serie larga, con ligero favoritismo de los Lakers pese a que los Celtics disponen del factor cancha (66-16 en temporada regular por 57-25). El mayor potencial del Oeste invalida esta comparación entre campeones de conferencia. Tampoco cuentan los dos triunfos bostonianos (107-94 y 91-110). El último fue el 30 de diciembre, antes de la llegada del español.
Gasol ha sabido adaptarse a la situación merced a su inteligencia y su concepción solidaria del juego, tan europea. Cualidades que convencieron a Jackson, reacio a efectuar movimientos sustanciales a media campaña por la complejidad de su "triángulo ofensivo". El catalán ha alcanzado otro nivel. Bryant le descarga de la responsabilidad del último cuarto, que siempre le ha pesado. Agradecido, responde en facetas como el rebote y la defensa, en las que flaqueaba. Ante Boozer y especialmente Duncan ha mostrado una intensidad que se le desconocía. No le importa que su anotación se resienta del esfuerzo.
Dos `big three´
El choque se plantea en términos de enfrentamiento entre dos "big three". El polivalente Odom, en el que radica el desequilibrio de los emparejamientos, completa el angelino junto a Bryant. El MVP, tras pasarse la vida emulando a Jordan, ha conseguido una imitación perfecta. Está al nivel de su ídolo. Sabe cuándo tirar y cuándo implicar a sus compañeros. Lidera en el vestuario y la cancha. Liberarse del espectro de O´Neal le motiva como para olvidarse de su dedo roto.
El trío se rodea de especialistas: el experto Fisher, el voluntarioso Turiaf, el tirador Vujacic, el impredecible Radmanovic... Farmar recuperó sensaciones ante los Spurs. Faltará Bynum. "Con él, sería los indiscutibles campeones", sentencia Barkley.
Phil Jackson puede marcar la diferencia desde el banquillo en relación a Doc Rivers. El "gurú" acaba de darle un repaso a otro maestro como Popovic (paró a los Spurs cuando estaba 17 abajo mediante un quinteto en el que el único titular era Radmanovic). Durante el año se ha empeñado en dar confianza a sus actores secundarios y ahora le luce. Su reto es de leyenda: romper su empate a nueve anillos como técnico con el "celtic" Red Auerbach. Hay otra partida en el tiempo: la de Luke Walton con su padre, Bill, que fue campeón con Boston en el ocaso de su carrera.
Los Celtics, al ganar en Detroit, deshacen la fama de blandura que les lastraba en las visitas. Han aguantado toda la temporada contra la previsión de que se hundirían. Cierto que se presentan con un perfil más inexperto. Sólo Casell y Posey han disputado finales. A su favor, la energía acumulada en el Garden. Como interrogante, si las urgencias de Pierce (30 años), Allen (32) y Garnett (32) serán debidamente canalizadas.
Los Ángeles contra Boston. Sol contra lluvia. Pacífico contra Atlántico. Alegría contra seriedad. Mexicanos contra WASP. El glamour californiano contra la sobriedad de Massachusetts. En juego, dos formas de entender el baloncesto. Y la vida.

El duelo que cambió la historia

Es un duelo que provoca nostalgia, especialmente entre una generación española que conoció la NBA gracias a las retransmisiones de Ramón Trecet en los ochenta. De aquellos tiempos permanece la división de la hinchada entre angelinos y bostonianos, con el añadido posterior de Detroit.
Aunque Boston sumó tres títulos y Los Ángeles cinco en aquella década, sólo hubo tres "cara a cara" en las finales. En 1984, los Celtics prolongaron la leyenda de que en el Garden había fantasmas que maniataban a los Lakers (los espectadores incluso se disfrazaban con sábanas). Los de púrpura y oro se quitarían el sambenito en 1985 y 1987, curando las heridas infligidas por las seis derrotas de entre 1959 y 1968.
También a David Stern se le habrán humedecido los ojos. Hace 20 años era un joven recién nombrado comisionado. Magic y Bird, heredados después por Jordan, le proporcionaron el barro con el que moldear el nuevo concepto de competición que su brillante mente había diseñado. Stern transformó una liga en crisis en el negocio internacional que es hoy. Y nuevamente el Lakers-Celtics viene a su rescate tras un lustro de declive progresivo en las audiencias.
Los ochenta han dejado plantillas que se recitan de memoria. Algunos de esos nombres siguen de actualidad. Danny Ainge acaba de recibir el premio al ejecutivo del año por su gestión de la escuadra verde. Phil Jackson conserva a su lado a Kurt Rambis y Abdul-Jabbar, encargados de trabajar con Gasol y Bynum, mientras que Magic Johnson es accionista y voz autorizada. Porque el éxito siempre necesita raíces.

Celta de Vigo

Pione Sisto. // M.G. Brea
Dinamarca llama a Pione Sisto

Dinamarca llama a Pione Sisto

El seleccionador prescinde de Wass ante Polonia y Armenia

El Celta blinda a Brais Méndez con 25 millones de euros hasta 2021

El Celta blinda a Brais Méndez con 25 millones de euros hasta 2021

El canterano amplía dos años su actual contrato y apunta: "Ahora quiero tener minutos, en el...

Seis jugadores mexicanos se entrenan en A Madroa

Seis jugadores mexicanos se entrenan en A Madroa

Pertenecen a la escuela de Campeche

El ´virus FIFA´ acecha al Celta

El ´virus FIFA´ acecha al Celta

Pione Sisto y el Tucu Hernández son los primeros célticos en recibir la llamada de sus selecciones

Brais Méndez, celeste hasta 2019: "Espero devolver la confianza depositada en mí"

Brais Méndez, celeste hasta 2019: "Espero devolver la confianza depositada en mí"

El club renueva al centrocampista de Mos, una de las joyas de la cantera con mayor proyección

Riesgos que abren el debate

Riesgos que abren el debate

Unzué confía en salir airoso de que su portero inicie las jugadas, pese a las críticas

Deportes

Lucas Digne, uno de los héroes de Las Ramblas

Lucas Digne, uno de los héroes de Las Ramblas

El lateral del FC Barcelona bajó de su casa con toallas y agua para ayudar a los heridos del...

Nibali gana, Froome se viste de líder y Contador se hunde

Nibali gana, Froome se viste de líder y Contador se hunde

Al madrileño se le atragantó la tercera etapa y queda prácticamente descartado para el podio

Un gol para la historia

Un gol para la historia

El mediocentro del Rápido Deivid marcó el primer tanto del equipo boucense en la categoría -...

Un gol en 44 toques y 107 segundos

Un gol en 44 toques y 107 segundos

El tanto de Casemiro en Riazor nació de la mayor secuencia de pases en la Liga desde la temporada...

Froome se viste de rojo en Andorra

Froome se viste de rojo en Andorra

El británico toma el mando de la carrera en el primer contacto con la montaña, en el que el...


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine