fútbol - Copa del Rey juvenil

El Celta acaricia la semifinal

02.06.2008 | 00:00
Un lance del partido disputado ayer en A Madroa. Un lance del partido disputado ayer en A Madroa.

Los vigueses logran tres goles de ventaja.

CELTA 3 - 0 ZARAGOZA
CELTA
Sergio, Jonathan, Castillo, Vázquez, Juan, Pedro G., Pedro V. (Gabi, min. 79), Rubén, José Luis (Mathías, min. 68), Pablo L. (Pillado, min. 67) y Toni (Hugo, min. 88).
ZARAGOZA
Calavia, Lozano, Casas, Ramiro, Laguardia, Matute (Mario, min. 84), Edu (Silva, min. 60), Herrera, Alex, Miramon y Barba.
GOLES: 1-0, minuto 15: Pedro G.; 2-0, minuto 5=: José Luis; 3-0, minuto 79: Mathías.
ÁRBITRO: Hernández Extremadura, auxiliado en las bandas por Cristian y Benavides. Amonestó a Juan y Rubén por el Celta y a Lozano y Mario por el Zaragoza.
INCIDENCIAS: Encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el campo de A Madroa, que estaba lleno.

Raúl Rodríguez / vigo
Magnífico resultado el conseguido por el Celta en el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, que le permite llegar el próximo domingo a la Ciudad Deportiva de La Romareda con tres goles de ventaja.
Alex, entrenador del conjunto céltico, pedía poder llegar a Zaragoza con la eliminatoria abierta, y la realidad es que llega mucho más que abierta. A lo largo de las treinta jornadas de Liga, los vigueses solamente han perdido un partido por dos goles de diferencia, en octubre en Pontevedra, donde perdieron por 4-2, lo que a las claras indica el buen hacer de los célticos lejos de A Madroa.
Es difícil decir que un equipo juega el mejor partido de la temporada, pero la realidad es que si no fue así, los vigueses jugaron uno de los mejores encuentros.
Los vigueses jugaron muy metidos. Tocaron mucho y bien el balón ante un Zaragoza que esperó para ver cómo se desarrollaban las cosas. Los vigueses sabían que no podían dejar pensar a un equipo de la categoría de los maños, y por eso realizaron una presión sobre las líneas de pases que por momento llegó a ahogarlos.
También ayudó el tempranero gol de Pedro a los 15 minutos de juego en un remate de cabeza que el portero Calavia no llegó a atajar. A diferencia de otras veces el Celta no bajó los brazos y siguió presionando a un rival que a la contra creaba demasiado peligro.
Había expectación por ver la reacción del Celta tras el descanso, pero no pudo ser mejor. José Luis, que en la primera parte había tenido una clarísima oportunidad para aumentar la diferencia, lo consiguió a los cinco minutos de la reanudación. Fue un duro golpe para el Zaragoza que comenzó a estirar línea buscando un gol que le permitiera llegar con opciones al partido de vuelta.
Mathías, que había entrado por José Luis, mató el partido a once minutos para el final cuando se encontró con un balón que había dado en el palo y solamente tuvo que empujarlo para marcar el tercero. El partido pudo tener un giro inesperado dos minutos más tarde, cuando Juan derriba en el área a un jugador maño, decretando el colegiado pena máxima. Barba fue el encargado de lanzar la pena máxima, que se estrelló en el travesaño. En ese momento el Zaragoza bajó los brazos y dio el partido por perdido.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine