Fútbol Primera División

El Valencia destituye a Koeman y coloca a Voro en el banquillo hasta final de temporada

 17:34  

El Valencia CF ha destituido a Ronald Koeman como entrenador. Salvador González Marco, Voro, hasta ahora delegado del equipo, se hará cargo del banquillo en los cinco partidos que restan. Koeman abandona el club junto a sus colaboradores, José Mari Bakero y Toni Bruins Slot. Pero no serán los únicos.

REDACCIÓN El club de Mestalla también ha decidido el cese del director deportivo, Miguel Ángel Ruiz, y el secretario técnico, Antonio Fernández. Éste último será sustituido por el ex jugador Juan Sánchez. El consejo de administración del Valencia CF se reúne esta tarde a partir de las seis para estudiar la continuidad del técnico Ronald Koeman en el banquillo del club valenciano. Pero la decisión ya está tomada. En las oficinas del Valencia están reunidos desde las once de la mañana el presidente del club, Agustín Morera, el vicepresidente deportivo, Rafael Salom, el consejero delegado Jesús Wollstein y el responsable de los servicios jurídicos y secretario del consejo de administración del club, José Pastor. Posteriormente, se sumó a la reunión Salvador González "Voro", actual delegado del equipo y ex jugador del club valenciano. CRÓNICA DEL ATHLETIC-VALENCIA El Valencia entró como campeón de Copa en la Catedral y acabó hundiéndose en el infierno. El club de Mestalla está a dos puntos del descenso tras encadenar cuatro derrotas y un año infame. Koeman será destituido hoy. La reacción debe ser imperativa. Por historia, prestigio, escudo, calidad... por narices. Al equipo del (¿todavía?) entrenador valencianista Ronald Koeman le bastó un golpe de infortunio -el primer gol del Athletic- para derrumbarse sin oposición. Hasta este delicado momento se ha llegado por un cúmulo de despropósitos de cuatro años sin más proyecto que el triunfalismo autocomplaciente, con errores que han sido enmendados con otros errores más graves y más caros. La afición, que hasta hace poco se indignaba por pejiguerías estéticas -al parecer Quique Sánchez Flores aburría-, debe estar a la altura del conflicto. Ahora el problema es sobrevivir y la salvación se juega en Mestalla, que tiene que convertirse en un fortín.
Pese a la debacle final, el partido arrancó con el Valencia transmitiendo aparentemente las mismas sensaciones positivas que en la final de la Copa del Rey. Acaso le faltaba un punto de atrevimiento en ataque, pero el conjunto de Ronald Koeman estaba atento en la presión y efectivo en el corte, evitando el clásico asedio inicial con el que el Athletic Club da la bienvenida a sus rivales en San Mamés. Se obligó a los leones a buscar los disparos lejanos como única vía de ataque. En uno de esos tímidos intentos, en el peor ejecutado, Javi Martínez disparó con la uña un balón condenado a rebotar en una valla publicitaria cercana al banderín de córner. Sin embargo, Raúl Albiol se interpuso fatalmente en la trayectoria de la pelota, que se envenenó clavando a Mora a contrapié. Un gol tan lastimoso y absurdo como mortal, por las consecuencias clasificatorias que aparejaba.
El golpe dejó aturdido al Valencia, que se dejó marear por un Athletic Club metido en su salsa. El equipo de Caparrós logró imponer su fútbol directo y vertical. La defensa valencianista ya no daría una a derechas. En ataque se maniobraba con dificultad. Marchena y Maduro, óptimos mientras se aguantó el empate, no generaban juego. Baraja estaba bien tapado y apenas se pisó el área rival en la primera mitad.
El equipo precisaba de soluciones ofensivas, sobre todo en desborde y remate. Por eso entraron Joaquín y Morientes. El atrevido dibujo quedó roto en tres minutos. En una precisa combinación, en la que los valencianistas llegaron una décima de segundo tarde a cada pase de los locales, el Athletic Club acabó de hundir al Valencia con el gol de Llorente. San Mamés rugía y Koeman se retiraba al banquillo con una de esas sonrisas que en Mestalla se interpretan oficialmente como un signo de nerviosismo.
Sólo quedaba apelar al enrabietado orgullo. A ráfagas de pundonor, de golpes de individualidad, se fue creando algo de peligro. Un remate de Morientes, un chut lejano de Joaquín, otro de Baraja... El Valencia no se rendía pero no llegaba el gol que hiciera real y cercana la hipótesis de un empate. El tanto lo marcó el Athletic, de nuevo con Llorente de verdugo. El delantero bilbaíno se ha especializado en amargar a los blanquinegros. Villa redujo distancias con un golpe franco tocado de fortuna. Quedaban quince minutos en los que merecía la pena vaciar hasta la última gota de sudor. El tiempo se fue consumiendo rápidamente sin que el flamante campeón de Copa, de la Copa rota, ofreciera resistencia. Es más, Iraola anotó el cuarto y Adúriz el quinto, que dibujaban la dimensión del drama. Viejo Mestalla, aún te queda por librar una batalla. Te toca salvar al Valencia.

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance



Buscador de deportes

Funcación Vigo Deporte

Ranking de la liga

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 

Vuelta a España

Vuelta a España 2017

Vuelta a España 2017

Vive en directo las etapas de la Vuelta a España. Consulta la clasificación y el palmarés de la ronda española

 

Enlaces recomendados: Premios Cine