Una "pinguiña" premiada

La viguesa Sara Castro gana con "Babuxa, a pinga" el concurso internacional de la Fundación Acuorum en la modalidad de gallego

19.06.2017 | 01:29
Sara Castro. // FdV

"Babuxa é unha pequeña e alegre pinguiña de auga que leva catiúscas rosas. É a máis intrépida, lista y valorada das pingas, e quizáis por iso sempre anda metida nalgunha lea". Así arranca "Babuxa, a pinga", cuyas aventuras le han valido a su autora, Sara Castro (Vigo, 1983), el primer premio en la modalidad de gallego del I Concurso Literario Internacional "Relatos de Agua", que convoca la Fundación Acuorum, organización que tiene como propósito promocionar y desarrollar en la sociedad una cultura del agua eficiente y sostenible. Un total de 304 trabajos de España, Brasil, Argentina, Uruguay, Ecuador y El Salvador, entre otros países, concurrieron a este concurso, cuyo tema era el agua y que se convocó en los cuatro idiomas del Estado y en portugués.

"Babuxa, a pinga" (en castellano 'Rocío, la gota') es una de las historias de una serie de relatos infantiles protagonizados por el mismo personaje. "Es una serie abierta, de la que, de momento , he escrito cuatro", explica la escritora, que también es productora musical, cantante, compositora y profesora de Pilates. "Durante el invierno me centro más en las clases y en verano, en las actuaciones. Y ahora lo que me apasiona es escribir. Hace tres o cuatro años, unos amigos y yo creamos un musical y a partir de ahí me entró el gusanillo por escribir", comenta.

Comenzó escribiendo en castellano, pero al traducir "Rocío, la gota" al gallego se enamoró del idioma. "Escribía en castellano porque pertenezco a una generación que acostrumbrada a hablar en castellano y aunque siempre me gustó el gallego, nuca me sentí tan segura como para escribir. Sin embargo, cuando traduje este cuento me di cuenta de la sonoridad maravillosa del gallego. Es un idioma que realmente me encanta", dice. Tanto es así que la historia que en estos momentos tiene entre manos la está escribiendo en gallego.

Al concurso de la Fundación Acuorum, Sara Castro presentó solo el texto, pero la serie a la que pertenece "Babuxa, a pinga" transciende el ámbito literario, ya que son relatos con banda sonora propia. "Aderezo los cuentos con canciones originales que, interpretadas por distintos personajes, resumen la historia", explica Sara, que también los ilustra.

Y es que anterior a su vocación literaria es la musical. Sara compone canciones desde la adolescencia y actualmente tiene un estudio de grabación en Pontevedra, ciudad donde reside. "Comencé a estudiar en el conservatorio con seis años y compuse mi primer tema con doce. Un año después dejé el conservatorio porque estaba centrado en la música clásica y a mí me apetecía explorar otros estilos", explica.

Hace tres años, fundó, junto con el guitarrista Jaime Carbajo, Sobre todo Ella, un dúo que se mueve entre Pontevedra y Santiago y con el que en 2014 editó "Eclipse de luna rota", un álbum autoproducido que recoge algunas de las versiones de los grandes éxitos que interpretan en sus actuaciones y que van desde los ochenta en adelante.

El de la Fundación Acuorum es el primer premio literario para Sara, aunque otro relato suyo, "Diez peldaños", acaba de ver la luz en el libro "Hay Esperanza", fruto del tercer certamen de Microrrelatos que convoca la Fundación Vencer el Cáncer

El concurso "Relatos de Agua" otorgó dos premios -ganador y finalista- en cada una de las cinco lenguas. El finalista en gallego "Que non chova nin a gusto de todos", del escritor pontevedrés Adolfo Caamaño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine