22 de noviembre de 2016

Juan Vicente Boo: "Francisco viaja como Jorge Bergoglio y un buen día volverá a serlo"

El periodista presenta en Vigo 'El Papa de la alegría', un libro en el que dibuja la personalidad y actuación del pontífice

22.11.2016 | 20:23
El autor del libro, Juan Vicente Boo

Juan Vicente Boo cuenta que desde el momento en el que Bergoglio salió al balcón del la plaza de San Pedro, recién nombrado Papa, reparó en lo contagioso de su sonrisa. "Al principio nos llamaba la atención como característica suya, luego me di cuenta de que era el eje de su mensaje", recuerda. El periodista gallego, corresponsal en el Vaticano durante 18 años, recopila en su libro El Papa de la alegría las claves de la personalidad y actuación del pontífice que le han llevado a convertirse en un líder mundial. El próximo jueves lo presenta a Afundación (20.00 horas).

-¿Esa alegría lo ha convertido en el líder diplomático que es?

-La alegría fue la bandera que el levantó en un discurso ante los cardenales antes del conclave, les dijo que la Iglesia se encerraba demasiado en sí misma y que cuando hace esto se enferma que teníamos que descubrir la "dulce y consoladora alegría de evangelizar", cita de Pablo VI. Esa alegría se ha convertido en una palanca virtual muy poderosa por la cual consigue resultados que se creían inalcanzables. Él promueve tres valores, la alegría, la ternura y la misericordia.

-¿Cuál es su capacidad de influir en decisiones de ámbito internacional como fue el deshielo entre Cuba y EE. UU. o ahora en la crisis de Venezuela?

-Esta fue la gran sorpresa porque todos pensábamos que este Papa no tenía experiencia diplomática y un buen día logró para un bombardeo masivo de Estados Unidos y Francia en Siria haciendo una plegaria pública en la plaza de San Pedro y enviando una carta a Vladimir Putin que era el presidente del G-20o. Después fue la reconciliación entre EE. UU. y Cuba. Los presidentes de los dos países lo anunciaron como regalo al Papa el día de su cumpleaños. Luego empezó su presión sobre los Estados para que no fueran cobardes y tomaran decisiones importantes en la cumbre sobre el cambio climático. Mediante su presión psicológica y su carta ´Laudato si´ consiguió unos resultados que parecían inalcanzables con lo cual su peso en asuntos mundiales se reveló muchísimo más fuerte que el de Juan Pablo II, que tardó muchísimos años en llegar a niveles como estos. Y para colmo, el congreso de los EE. UU., dominado por los republicanos, le invitó a intervenir ante una reunión conjunta de las dos cámaras, la de representantes y el Senado. No lo habían hecho con ningún Papa.

-Es llamativo que haya hecho tanto en tan poco tiempo.

-Absolutamente asombroso. Casi nadie recuerda el principio del pontificado de Juan Pablo II, tardó unos años en ser aceptado como Papa. Su comienzo fue muchísimo más lento que el que ha logrado Francisco de un modo natural y al que él quita toda la importancia.

-Usted que ha viajado con él docenas de veces, ¿cómo es en el trato cercano?

-Encantador. El Papa es muy cariñoso y muy caballero. Recuerdo en un vuelo que una azafata me dijo que era su cumpleaños, hice pasar la noticia y hubo tarta de cumpleaños para ella y para otra persona que cumplía años ese día. Francisco es padre y hermano y se comporta como tal enseguida de modo natural con todo el mundo.

-El libro destaca su faceta comunicativa, ¿es fruto de su carácter o es una cuestión trabajada?

-Hay tres secretos aquí. El primero es que él escucha mucho. Desde que era novicio en Chile, escucha a personas normales, cuando era arzobispo en Buenos Aires a personas pobres en las villas miserias, que le llaman allí a unos barrios muy marginales. Esto le permite comunicar con un lenguaje muy sencillo y directo. Segundo es que practica el lenguaje de los gestos. Hace poco tuvo misa en la Basílica de San Pedro para 100 presos, un jubileo pare personas sin techo, muchos gestos de visitar a ancianos, chicas rescatadas de la prostitución, centros de drogodependientes€. Y el último es la coherencia personal: no pide nada que él no haya hecho antes.

-Cuando los cardenales lo eligieron como Papa, ¿cree que los cardenales se esperan este carácter alegre y todas las reformas que ha hecho?

-Estoy seguro de que no. Le eligieron porque era valioso y tenían grandes ideas, pero estaban resignados, como todos los que le conocíamos, a tener un Papa seriote, pero con mucha experiencia de saber gobernar como superior de los Jesuitas en Argentina durante la guerra sucia, donde rescataba a docenas de personas y los llevaba en su coche clandestinamente para sacarlos del país. Y después se forjó también como arzobispo y cardenal de Buenos Aires en un país desordenado. No se lo esperaba nadie, pero un día explicó por qué sucedió el cambio.

-¿Qué ocurrió?

-Dijo que cuando estaba en Buenos Aires creía que era responsabilidad suya resolver todos los problemas y se agobiaba mucho. Cuando lo eligieron Papa, los problemas se multiplicaron. Se dio cuenta de que ya no podía hacer nada y decidió abandonarse en Dios y que desde entonces duerme tranquilo.

-Esta semana ha vuelto a anunciar una de sus reformas que es que los curas ya pueden absolver a cualquier persona que se arrepienta de cometer o participar en el pecado del aborto, ¿cómo cree que se ha recibido esta reforma dentro del Vaticano?

-Da igual, porque no es una reforma para la curia. El Papa siempre recuerda un punto esencial del evangelio: "Le pondrás de nombre Jesús porque él salvará a su pueblo de sus pecados". El está siempre invitando a volver. La experiencia durante el año de la Misericordia, donde ya dio este poder, fue muy buena, lo lógico es continuarla.

-Y la presencia de la intensificación de la presencia de la mujer dentro de la Iglesia, ¿cómo lo ha visto la curia?

-El Papa no piensa en la curia, sino en las personas, ve la Iglesia como lo que es, el pueblo de Dios. La curia es un elemento pequeñísimo cuya importancia en enormemente limitada, la Iglesia crece en la vanguardia, no en la retaguardia. La gente de la curia que no entienden al Papa es como una nube que cada vez importa a menos gente.

- Todas estas reformas que está llevando a cabo, ¿proviene de su convicción real de que la Iglesia necesita abrirse o viene motivada por la caída de seguidores?

-Lo que está haciendo es algo totalmente radical en el sentido de volver a la raíz. Está comportándose como los primeros apóstoles. Esto es revolucionario porque es dar el mismo valor a la mujer y al hombre, lo que ayudó muchísimo a la expansión del cristianismo en los primeros siglos. No se guía por estrategias, aunque, piensa a largo plazo, sino por la vuelta a lo esencial, que se va a revelar en poco tiempo absolutamente más eficaz que cualquier reajuste de estructuras. Tomó el nombre de Francisco, una persona que sin medios creó una revolución en el silgo XIII que consistía en volver a la sencillez de los orígenes.

-La mayor reforma que ha prometido es justamente la de cambiar la Iglesia. Además ha dicho que su papado será corto.

-Recibió de los cardenales el encargo de reordenar la curia, que funcionaba muy mal. El primer golpe lo dio al mes de su elección cuando nombró un consejo de cardenales de todo el mundo con acceso directo a él para abordar la reforma. Esto es revolucionario porque se priva a los burócratas de dentro del Vaticano de la posibilidad de frenar esta reforma. La segunda se refiere a la parte económica que es la más desastrosa porque había poca transparencia y muchos casos de corrupción. Llamó a cuatro o cinco auditoras internacionales para poder orden. El 80% de la reforma está ya hecha.

-¿Cree que cuando lo logre renunciará?

-Hizo esto porque eran sus deberes, pero su objetivo no es este, es reformar los corazones de las personas. Él nos dijo al principio que el cese de Benedicto no debe ser considera como extraordinario, que él renunciará en el momento en el que no se sienta capaz. El Papa tiene un documento de identidad y pasaporte argentinos con el que viaje, viaja como Jorge Bergoglio porque él se siente Jorge Bergoglio y un buen día volverá a serlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Premios cine

Goya 2016

Goya 2016

Sigue en directo la gala, disfruta con la alfombra roja y conoce a los ganadores en la categoría de mejor actor, actriz, director y película.

 
Premios Oscar

Oscars 2016

Sigue a los nominados al Oscar y todo lo que ocurra en la alfombra roja.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine