Elisa Matilla "Lola es una lección de vida con una personalidad brutal que me hace viajar"

La intérprete hace de prostituta en la obra "Gibraltareña", que llega a Vigo el miércoles

03.10.2016 | 08:02
Elisa Matilla interpreta a Lola en "Gibraltareña". // Roberto Villalón

ANDREA NOGUEIRA | VIGO
Sin saber muy bien cómo, Lola se encuentra un día viviendo gracias a la prostitución en la España de los años 70. Con dignidad y buen humor, esta mujer de Cádiz busca y da amor a sus clientes mientras sufre el cierre de la verja del peñón de Gibraltar, un hecho real que separó y marcó la vida de muchas familias que por aquel entonces se movían entre ambas tierras. Este es el arranque de Gibraltareña, una obra que Juan Luis Iborra ha creado a base de recuerdos personales, ficción y hechos históricos. La actriz Elisa Matilla defiende en solitario sobre el escenario este personaje cómico con un poso muy amargo que llega a los teatros de Afundación de Vigo y Pontevedra el próximo miércoles y jueves respectivamente.

-¿Cómo es Lola?

-Es una mujer que a pesar de tener una vida tremendamente dura es muy positiva y se toma todo con muchísimo sentido del humor. Es una lección de vida. Es una superviviente que no solo logra sobrevivir, sino además elige una manera muy disfrutona de hacerlo a pesar de todos los problemas que tiene.

-Porque la obra está hecha con mucho humor pero su realidad es bastante dura.

-Durísima. Es una mujer que ha vivido de la prostitución y el contrabando en una España de los años 70 donde familias estaban separadas por una verja en Gibraltar. Ella cuenta toda su historia a base de anécdotas, ha retenido en su cabeza lo bueno, lo malo lo pasa por encima y nunca se para a lamentarse, no tiene tiempo para eso.

-¿Ha encontrado puntos en común con ella?

-La verdad que no. Indudablemente el humor es algo que defiendo e intento que esté en mi vida, pero la fuerza que tiene Lola me la da el texto, esa manera de contar las historias con mucha parte de imaginación para no dar pena, porque lo que estás escuchando te hace pensar "madre mía", pero estás muerto de la risa. Es un humor muy negro que a mí me divierte mucho, pero que no tengo en la medida de Lola.

-¿Y cómo se siente al defender sola sobre el escenario un monólogo de más de una hora y con un personaje como este que está lleno de altibajos y sentimientos?

-Es un recorrido maravilloso. Es mi primer monólogo y el texto es una maravilla y te va llevando a través de imágenes de aquella España y de la vida de Lola. Me pego un viaje y a veces termina la función y tengo la sensación de llevar solo 15 minutos en el escenario. Personajes como Lola y textos como Gibraltareña son un premio. Lo que quieres como actor es crear otras vidas y hay personajes que te dan la oportunidad de hacerlo más fácilmente. Lola es tan bestia, su personalidad es tan brutal que me hace viajar a otros sitios, con lo que hacerla es un placer.

-El texto está compuesto a través de un montón de historias y personajes, que incluyen incluso la boda de John Lennon y Yoko Ono. ¿Cómo consigue hilar todas ellas?

-Y salen también Ana Belén y Víctor Manuel porque se casaron en Gibraltar, es una historia real. Ella cuenta su vida (como trafica, la vida con la verja cerrada) entremezclada con las historias reales.

-¿Tiene recuerdos del cierre de la verja?

-Muy vagamente. Creo que todos necesitamos que nos recuerden este tipo de historias. En ficción se ha hablado muy poco de lo que pasó en España y sobre todo de cómo lo vivió la gente que estaba cerca.

-¿Cómo invitaría a los gallegos a ver la obra?

-Es un viaje a una España de los años 70 lleno de anécdotas, de imágenes y vida contada a través de risas, sonrisas y sentimientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine