Ana Belén: "La gira de 1996 abrió la espita para que otros artistas decidieran colaborar"

"En los conciertos que llevamos hasta ahora comprobamos que el arco generacional del público es enorme. Hemos visto hasta a abuelos con sus nietos"

18.07.2016 | 03:58
Víctor Manuel, Miguel Ríos, Joan Manuel Serrat y Ana Belén. / FDV

Ana Belén, Víctor Manuel, Joan Manuel Serrat y Miguel Ríos iniciaban hace dos décadas la gira "El gusto es nuestro", compuesta por una treintena de conciertos que la llevaron a convertirse en la más masiva de España. El cuarteto regresa a los escenarios con himnos como "Mediterráneo", "Bienvenidos" y "La Puerta de Alcalá" bajo el brazo en el vigésimo aniversario de la gira.

-Cantaba Gardel que veinte años no es nada. ¿Se aplica esta idea a la actitud con la que afrontan esta gira?

-Lo decimos mucho, evidentemente. Los cuatro que nos vamos a subir al escenario, que ya tenemos una edad, seguimos en activo, venimos de hacer nuestras giras. Sabemos que han pasado veinte años pero no tenemos esa sensación, porque hemos afrontado proyectos tanto en solitario como en conjunto. El entusiasmo sigue estando en el escenario, tanto en nosotros cuatro como en el equipo técnico y musical.

-El bagaje que han adquirido durante estos años y el hecho de saber que en la gira de 1996 gozaron del favor del público, ¿les hace estar más tranquilos ante este nuevo proyecto?

-En ese momento los cuatro éramos muy amigos y lo que sí ocurrió es que había una incógnita; nos preguntábamos cómo conseguiríamos terminar la gira, si peleados o no. Ese trabajo sabemos que está hecho, porque nos admiramos y nos respetamos por encima de todo. Al hacer esa gira, esos lazos de amistad se intensificaron. Aquella gira abrió la espita para que otros artistas del ámbito musical decidieran colaborar, estrechar lazos, compartir vivencias... La gente comprendió que aquello podía funcionar. Siempre se piensa que en esta profesión hay muchos egos y envidias y está demostrado que no es así.

-¿Quién tomó la iniciativa de poner en marcha esta gira de aniversario?

-No nos habíamos dado cuenta de que cumplíamos veinte años y, de repente, la compañía discográfica nos lo comentó. Pensamos en reeditar el disco anterior y, en ese momento a Víctor se le encendió la luz. Habló inmediatamente con Juan y con Miguel y de repente se empezó a armar todo. Pensamos en ir probando, con cautela, y la verdad es que desde el primer momento ha sido estupendo.

-Habrá nuevo repertorio y nuevo montaje. ¿Nos puede desvelar algo de los cambios?

-Hay canciones que son inamovibles, que forman parte de nuestro bagaje musical. Pero, por ejemplo, entre las canciones que canté la vez anterior no estaba Peces de ciudad, porque no la había grabado todavía. De las que compartimos juntos hay duetos nuevos y luego, el escenario es muy bonito, con una pantalla curva al fondo y con unas imágenes maravillosas, un sonido nítido...

-Estos cambios, ¿van enfocados a sus seguidores fieles o a las nuevas generaciones que están descubriendo ahora su música?

-En los conciertos que llevamos hasta ahora, comprobamos que el arco generacional es enorme. Hemos visto hasta a abuelos con sus nietos. El público que viene a vernos abarca muchas edades, no solo es la gente de nuestra generación. Creo que esa situación se da por las canciones, que tienen interés y tienen la capacidad de atrapar a mucha gente.

-Temas como "Lía" o "Contamíname" seguirán en el repertorio. ¿Cómo han evolucionado en estos veinte años?

-Por ejemplo, "Contamíname" la hemos hecho en cantidad de versiones. Otras, como "Lía", son más reconocibles. Pero, evidentemente, yo las canciones no las canto igual, y supongo que eso les pasa a Miguel, a Juan y a Víctor. Para eso es muy bueno contar siempre con savia nueva. Cuando trabajas con gente joven que sabe mucho, infinitamente más de lo que tú sabes, hay que dejarse aconsejar e interesarse por las propuestas que te hacen, y nosotros llevamos mucho tiempo haciendo esto.

-Más de 500.000 personas disfrutaron de sus conciertos en 1996, ¿hay visos de superar o igualar esta cifra?

-No lo sé, porque en la gira del año 1996 lo que sí hubo fueron muchos conciertos, más de los que están programados ahora.

-En un principio iban a hacer dos conciertos que tuvieron que ampliar tras agotarse las entradas en poco tiempo. Las fechas que tienen ahora, ¿son fijas o están abiertas a una nueva ampliación?

-Pueden entrar nuevos conciertos, y de hecho se han incluido dos nuevas fechas para Madrid y Barcelona.

-Hace unos meses participó, junto a otros artistas, en la firma de un manifiesto para que PSOE, Ciudadanos y Podemos se pusieran de acuerdo para impulsar un gobierno de cambio en el que no estuviera presente el PP. ¿Cómo se han tomado, por un lado, la repetición de elecciones y, por otro, la victoria del PP?

-Creo que el haber tenido que repetir elecciones es un fracaso. Siempre he creído que cuando hay que pactar hay que ceder en alguna u otra medida. No es bueno, aunque el país sigue funcionando después de tantos meses sin gobierno constituido. La victoria del PP es una tristeza, más de lo mismo.

-¿Cree que lo artistas emergentes tienen ahora una menor implicación política?

-Dependiendo, hay gente muy implicada en otros medios, como pueden ser las redes sociales. Y luego hay otra gente que no se quiere manifestar, cosa que yo respeto. Lo que sí es cierto es que este tipo de gobiernos como el que hemos tenido del PP trata de dar miedo: a que la gente se implique, a que puedan dar su opinión libremente... La gente tiene miedo a exteriorizar su opinión, porque inmediatamente lo que ocurre es que te ponen verde.

-Hacía referencia antes a la buena preparación que tienen de los artistas jóvenes...

-Son los más preparados y los que menos posibilidades tienen de vivir de esta profesión. Cuando digo vivir es vivir de ella, no trabajar como ingeniero u otra cosa, y los fines de semana, como hobby, hacer música y hacerla muy bien. Han empobrecido la profesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine