Vigo 1972, historia de una lucha

Primavera do Cine adelanta material del documental sobre la huelga histórica

28.05.2016 | 04:56
Los exoperarios Juan Bacariza y Paco Lores, en el Monte da Mina, en Vigo, con la ría al fondo. // Vigo, 1972

En 1972, Vigo escribió su página en la historia de la lucha contra la dictadura. El detonante, el despido de cinco trabajadores que solicitaban una jornada laboral sin tanta carga horaria, concretamente, 44 horas. La historia la contará en un documental el director Roi Cagiao quien hablará de los avances de su proyecto hoy en el MARCO de Vigo dentro del Festival Primavera de Cine. El estreno de la pieza audiovisual, sin embargo, tendrá que esperar a 2017.

Durante varias semanas de 1972, Vigo y su comarca permanecieron paradas. Fueron 15 días de huelga general que se saldaron con más de 25.000 trabajadores en huelga; unos 5.000 despidos y cientos de personas detenidas y torturadas. Es el saldo que realiza echando la vista atrás el realizador Roi Cagiao quien está realizando el documental Vigo, 1972. A hora da verdade.

El interés por este tema le surgió a este creador porque su padre vivió en primera persona los acontecimientos de aquel "suceso histórico que puxo a Vigo na vangarda antifranquista de todo o Estado", explicaba ayer Cagiao a este diario.

La implicación de la ciudad fue tal que, para forzar el paro, la gente llegaba a coger las llaves de los autobuseros de los 'vitrasas' -autocares urbanos del concello vigués- para obligar a parar los viajes. Cagiao está convencido que aquella huelga fue el hecho más importante de la segunda mitad del siglo XX.

Hoy, a partir de las 12.00 horas en el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo (MARCO), se presentará el trabajo realizado hasta ahora con el fin de hacer la boca agua a los asistentes y personas interesadas en este relato histórico audiovisual. Cagiao recalcó que no será la estrena, ya que esta se reservará para el año próximo cuando se cumpla el 45 aniversario de lo acontecido.

Para entender mejor la eclosión de las protestas, hay que detallar que cinco trabajadores fueron despedidos de Citroen por reclamar una jornada laboral de 44 horas. Entonces, trabajaban desde el lunes por la mañana hasta el sábado por la tarde. Los operarios demandaban librar el sábado por la tarde. Su petición no fue oída, su contrato fue rescindido, así que CCOO y el Partido Comunista, ilegales de aquella, movieron a la masa para que la ciudad se echase a la calle. Cagiao está convencido de una teoría, una hipótesis: "Creo que querían estender a folga por todo o Estado e acabar coa dictadura".

Para relatar lo acontecido, han echado mano de testimonios de personas que lo vivieron en primera persona, así como de sindicalista como Camilo Nogueira o la abogada laboralista Elvira Landín, además de Carlos Núñez, secretario del comité local del Partido Comunista, entre otros. En total, se contabilizan diez fuentes en un documental que no tiene imágenes de las manifestaciones en película pero que mediante el montaje ilustra lo acontecido con fotos de diferentes archivos como el 10 de marzo y la Fundación Penzol, entre otros. "Hai que entender que era todo clandestino", señala el director. "Imaxes do conflito non hai; pero si traballamos con imaxes da época", añade.

Por otra parte, el Primavera do Cine cierra hoy sus proyecciones de cortos y películas antes de la gala de clausura de mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine