OSCARS 2016

Oscars 2016 | Los dardos "negros" de Chris Rock, entre la gracia y la reivindicación

Lady Gaga se encumbra con su actuación y a Morricone le certifican su maestría

01.03.2016 | 15:46
El presentador Chris Rock, en un momento de la gala. // Efe

Esto de analizar galas de los Óscar 2016 (o de los "Goya", "Grammy" o lo que fuere) es un asunto con retardo. Televisiones y radios no lo tenían claro en directo, prensa digital, tampoco. Así que se pulsa, antes de mojarse, las redes sociales, y luego, una vez hay cierta uniformidad, se empieza con ello.

Sí hubo un punto de encuentro al decir que Chris Rock, el presentador negro, dio cierta caña en el primer monólogo a cuento del boicot por la falta de "afroamericanos" en las candidaturas. Antes, en la alfombra roja, Whoopi Goldberg, se había enredado con unas declaraciones a vuela "micrófono de alfombra" que no se entendieron muy bien. Vino a decir que también habían boicoteado El Color Púrpura y que, más o menos, no se trataba de acudir o no a la ceremonia. Chris Rock fue directo al mismo asunto cuando dijo que muchos le decían que no fuera a presentar la gala pero se preguntaba por qué todos los que se lo decían estaban sin trabajo. Hizo un chiste práctico: le había dado vueltas, comprendió que la gala de los "los premios decididos por personas blancas se iban a hacer igual estuviera él o no. Tampoco quería que le quitaran el trabajo. Alabó a sus colegas. Dijo que Will Smith se merecía estar porque lo hacía muy bien en La Verdad Duele, pero ironizó de inmediato: también le pagaron 20 millones por Wild Wild West. En ese tono de denuncia, pero siempre con "salsa cachonda" transcurrió su show, incluso ayudó a vender galletas a unos niños entre público tan pudiente.

Momento interesante el Lady de Gaga que fue presentada por el vicepresidente Jon Baiden: "Hay que actuar para que estas personas que sufren abusos sexuales no se pregunten por qué. Ellos no ha hecho nada malo", dijo el político. Acto seguido apareció Lady Gaga con un tema sobre el dramático tema expuesto por el vicepresidente. Lady Gaga ya está en otro escalón, el de las diosas y dioses del pop. Emocionó con una balada interpretada desde un piano blanco, vestida un vestido blanco y hasta con un micrófono blanco, o eso parecía. Al final algunas de las que sufrieron la violencia sexual se pusieron a su lado. Lo que hace Gaga ya empiezan a ser obras maestras, sea el homenaje a Bowie, sea a Sonrisas y Lágrimas, sea el escalofrío que provocó con su interpretación ante un tema tan terrible.

Sam Smith se llevó para sorpresa de casi todos el Óscar a la mejor canción por su "pieza Bond" Writing's on the Wall, de último filme de la serie, Spectre. Canción firmada también por Jimmy Napes. Una pieza menor en la historia de la saga si se observa a Shirley Bassey o, sin ir muy atrás en el tiempo, a Adele el año pasado.

La justicia a Ennio Morricone vino desde su campo favorito, el westerm, con la banda sonora de los Odiosos ocho. Se reconoció al maestro ca los 87 años. La entrega tuvo un detallazo. A su lado, en la entrega, estaba Quincy Jones, el cerebro de asuntos tan de la historia del pop como el Thriller de Michael Jackson.

Bien todo eso en una velada de protesta afroamericana, llena de colores blancos y muy musical: hasta Amy Whinehouse estaba en espíritu con el documental Amy. Por cierto Amy Winehouse hubiera sido una buena "voz-Bond".

Y músicas a parte no hay como ellos, los de las galas de los Óscar 2016, haciendo montajes de vídeos. Los de sonido y efectos fueron espectaculares, así como los disntintos números en escena, caso de los montajes en torno a Toy Story, los droides de StarWars o los Minions. Es decir, los elementos una gala con elementos para todos los gustos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine