Pedro Azara: "Tengo alumnos que ya no saben quiénes son Caín y Abel"

El experto abre hoy en Vigo el ciclo "La Biblia en el Prado" de la Barrié

03.12.2015 | 04:13
Pedro Azara.

Pedro Azara, profesor de Estética en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona abre hoy en Vigo el ciclo de conferencias "La Biblia del Pedro" que organiza la Fundación Barrié en colaboración con Amigos del Museo del Pedro. Miembro de numerosas instituciones, como la American Schools of Oriental Research (ASOR) de Boston, el Instituto del Próximo Oriente Antiguo de la Universidad de Barcelona, la misión arqueológica internacional de TellMassaïkh en Siria entre los años 2007 y 2010 y QasrShamamok de Iraq desde 2011, Azara hablará de las diferencias entre edén y paraíso y su influencia en el arte en su ponencia "Cuando el paraíso no era paraíso (o el edén en Mesopotamia)". La charla será a las 20.00 horas en la sede viguesa de la Barrié.

-¿Edén y paraíso no son lo mismo?

-No. El concepto edén aparece en las biblias en hebreo y en lenguas modernas pero no en las versiones griegas y latinas, y en las biblias griegas modernas el paraíso es una parte del edén, mientras que el Antiguo Testamento, y sobre todo en los padres de la iglesia, son dos espacios absolutamente distintos, ya que el edén se sitúa en el principio de los tiempos y el paraíso al final de los tiempos y no está en la Tierra, sino en el cielo. Eso sí, hay que distinguir siempre ente paraíso y paraíso terrenal, que en este caso sí es equivalente al edén.

-¿También su peso en el arte es distinto?

-Lo que se representa en el arte es el paraíso. El edén queda como un término más propio de las biblias hebreas porque reflejan una fuerte influencia mesopotámica porque Edén es una región relativamente amplia entre el Tigris y el Éufrates.

-¿Cómo es representado este paraíso?

-Es representado como ese espacio donde los animales viven en paz como el escenario de la tentación de Adán y Eva por parte de la serpiente y el lugar donde se cometió el primer crimen: el asesinato de Abel. Por tanto, es un escenario que sirve para encuadrar tanto una situación ideal como la degradación de esta situación, con la tentación y el asesinato. La educación religiosa y clásica están muy presentes aún, aunque en las generaciones más jóvenes me parece que se están perdiendo estos referentes. He dado clase a alumnos que no saben quiénes sonpersoajes como Caín y Abel.

_¿Y qué puede suponer este desconocimiento?

-Una incomprensión del arte anterior a los años cincuenta. Los artistas aún en los años cincuenta se refieren a este pasado. Picasso es uno de los ejemplos más claros, por tanto el arte antiguo se convierte en un juego de formas un tanto enigmático. Y lo mismo está sucediendo con el mundo clásico. Cada vez hay un menor conocimiento del Antiguo y del Nuevo Testamento, salvo en referencia en grupos de Heavy Metal, que hacen referencia a algunas figuras bíblicas.

-Usted es miembro de las misiones arqueológicas de TellMassaïkh (Siria) y QasrShamamok (Iraq). ¿Cuál es la situación actual de estos proyectos?

-Los gobiernos tanto sirio como iraquí no siempre pueden llevar un control de estos yacimientos, por lo que están sometidos al peligro de la destrucción y, sobre todo, al peligro de los pillajes. El daño, como los yacimientos son muy grandes, el daño puede ser más o menos relativo salvo casos como Palmira (Siria), pero sí, son yacimientos expuestos a peligros. De todos modos, hay que pensar que son construcciones de adobe y en cuanto se excava, se desintegran rápidamente, por lo que estas ciudades de las que se ha hablado quedaban ya muy poco. Son yacimientos, de todos modos, que han sido excavados en una mínima parte, por lo cual, por suerte, los restos están protegidos bajo tierra. Por mucha bomba y maquinaria que se utilice es muy difícil alcanzar los 5 o 6 metros a los que hay que excavar para llegar a los cimientos mesopotámicos.

-Ha hablado de pillaje. ¿El mercado negro es uno de los grandes enemigos de estos yacimientos ?

-Lo cierto es que hay constantes excavaciones ilegales en busca de piezas. Y estas excavaciones, que destrozan al final los yacimientos, son igual de dañinas que las destrucciones mucho más espectaculares de Estado Islámico, aunque no sean visibles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine