27 de noviembre de 2016
VAL MIÑOR

Juan estrena casa por Navidad

Un nigranés vuelve a empezar en un piso de alquiler social tras décadas en la calle

27.11.2016 | 02:22
Juan Ratel disfruta sonriente del desayuno en su nuevo hogar, en Nigrán. // N.P.

Hasta hace unos días, Juan Ratel caminaba sin rumbo durante el día y se refugiaba en la noche en unas ruinas de A Ramallosa. Ahora lleva las llaves de su nuevo piso en el bolsillo y allí trata de hacer borrón y cuenta nueva a sus 61 años después de toda una vida en la calle. El departamento de Servicios Sociais del Concello de Nigrán lo guía en el difícil camino hacia la normalidad tras facilitarle una vivienda, amueblada gracias a la ayuda de su ángel de la guarda, la fotógrafa Marisa Martínez.

El espíritu navideño se adelanta este año en Nigrán, al menos para uno de sus vecinos. Juan José Ratel Pelais disfruta ya del mayor regalo que jamás habría esperado a un mes de que arranquen las fiestas. Tras décadas en la calle, dispone por primera vez de una vivienda digna. Para él no es solo un lugar donde dormir y guardar sus cosas, sino una oportunidad para empezar de cero a sus 61 años. "Agora teño que aprender a vivir", afirma emocionado tras abrir la puerta de su hogar a este diario.

Gracias a un golpe de suerte, su casa es ahora un pequeño apartamento con cocina y salón unidos, un dormitorio y un baño en el centro urbano de Nigrán. El departamento de Servicios Sociais del Concello se lo ha conseguido casi por casualidad, después de años de búsqueda sin éxito y de proporcionarle también una pensión no contributiva. Se trata de un piso procedente de embargo que el llamado "banco malo" ha cedido al Instituto Galego da Vivenda e do Solo (IGVS). Este organismo de la Xunta lo ha puesto a disposición del Ayuntamiento en régimen de alquiler social por un plazo de tres años. "Que Juan tenga hoy una vivienda es algo extraordinario. El acceso a los alquileres públicos es muy difícil", destacan las responsables del servicio municipal. Sin familia y con una trayectoria tan larga de exclusión, Juan era el candidato número uno para ocupar un piso de tan reducidas dimensiones, según explican.

Ya cuenta con un lugar confortable al que regresar cada noche y, poco a poco, va cambiando de vida. Ha pasado de pernoctar en unas ruinas junto a la plaza de abastos de A Ramallosa, sin agua ni luz, a dormir en una habitación limpia. Y se ha acostumbrado rápidamente. "Se teño que volver alá morro", bromea ahora tras los sobresaltos de la primera noche. "Ao principio, levei uns sustos de morte. Ao dar a volta na cama, toquei coas costas nun interruptor da parede e encendeuse a luz. E cando me dei a primeira ducha case me queimo do quente que sae a auga", cuenta divertido.

Por el momento apenas ha alterado sus costumbres diurnas. Reciclarse después de tanto tiempo sin hogar es tarea complicada. Nada más levantarse, recibe a diario la visita de una trabajadora del programa municipal de ayuda a domicilio, con la que practica los hábitos higiénicos, alimentarios y médicos y las tareas domésticas que lo conducirán hacia una vida autónoma y normalizada. Después de la "clase", camina hacia A Ramallosa y Sabarís, su entorno. Allí da de comer al gato que lo protegía de las ratas en su antigua guarida, come en un bar y visita a su gran amiga, Marisa Martínez, la fotógrafa de Sabarís que ha sido su ángel de la guarda durante los últimos dos años.

Su solidaridad ha sido determinante para que Juan cambiase de vida desde que se lo encontró cuando, como voluntaria de la sociedad protectora de animales Bai.Senpulgas, buscaba unos perros abandonados."Cuando lo conocí, vivía en condiciones infrahumanas y decidí ayudarle porque me dio la gana, aunque le extrañe a mucha gente", relata. Desde aquel día y hasta que no dispuso de recursos económicos, a Juan no le han faltado unas condiciones higiénicas y alimentarias mínimas y, lo más importante, grandes dosis de cariño. "Es una persona muy buena. Lo considero como un familiar", destaca.

Por eso ella misma, con ayuda de algunos vecinos y mucha ilusión, ha reunido electrodomésticos y mobiliario para el piso de Juan. "Mi mayor alegría este año es que a este hombre lo hayan acomodado en una casa. Y eso ha sido posible gracias a la trabajadora social del Ayuntamiento de Nigrán y al alcalde, Juan González, que se han empeñado en ello", subraya.

Todos ellos han cubierto las necesidades de Juan y seguirán ahí para acompañarlo en su complicado camino hacia el bienestar que había olvidado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 


Deportes


Luis Suárez, Neymar y Messi, ayer en Barcelona. // @leomessi
El desafío de Neymar

El desafío de Neymar

Messi, Suárez y Piqué se reúnen con el brasileño el mismo día que el Barcelona presenta una...

Trentin, imperial en Tarragona

Trentin, imperial en Tarragona

El británico Chris Froome mantiene el jersey rojo de líder

Más de 100 caballos en El Alazán

Más de 100 caballos en El Alazán

La competición acoge la Copa Galaica de forma paralela

Un día para "pasarlo bien"

Un día para "pasarlo bien"

Teijido, ganador de la pasada edición, anuncia su ilusión por repetir título en Castrelos: "El...


César Iglesias seguirá una temporada más en el banquillo del Amfiv

César Iglesias seguirá una temporada más en el banquillo del Amfiv

Pendiente aún de intentar encontrar apoyos que permitan aliviar su delicada economía...

Una exposición fotográfica abre el programa de actos

Una exposición fotográfica abre el programa de actos

Son 140 imágenes que pueden ser vistas en varios expositores situados en Príncipe

 
Enlaces recomendados: Premios Cine