CABE culpa al gobierno local de tirar "por la borda" el pacto con "diferentes incumplimientos"

Defienden que Gondomar Concello Aberto "fue leal cuando hizo el pacto, en el gobierno y lo seguirá siendo a su salida y en la oposición"

02.02.2016 | 15:54

Los concejales del grupo municipal Gondomar Concello Aberto (CABE) han consumado este martes su renuncia como miembros del hasta ahora Gobierno tripartito de la localidad pontevedresa de Gondomar (Pontevedra), lo que han justificado en el "incumplimiento del pacto" y de los acuerdos firmados por parte de sus socios de gobierno, PSOE y Manifesto Miñor (M.M.).


Así lo han trasladado en una rueda de prensa los tres ediles de CABE, Pauliño del Río, Josué Villar y Jimena Varela, que han manifestado que es "bastante difícil de entender cómo un partido político con cuatro concejales, y que consigue una mayoría de 10, tire por la borda" un pacto que habría que "cuidar y mimar, pero no se hizo".


En relación a ello, han subrayado que su salida es "clara," puesto que su "organización y posturas se basan en mejorar las condiciones de vida de los vecinos, en serles útiles". "En el momento en que consideramos que en el gobierno no somos útiles a los vecinos porque se está incumpliendo el pacto de gobierno nosotros nos marchamos", han rematado.


Tal y como han trasladado, el último pleno, que se celebró el pasado 21 de enero, es "un claro ejemplo" de la situación que denuncian, donde, han recordado, el alcalde, el socialista Juan Francisco Ferreira, hizo una propuesta "de forma unilateral, sin coordinación con sus socios de gobierno, sin transparencia y sin diálogo con la oposición", en relación a la elección del juez de paz.


"Sabemos y aceptamos el coste político de esta decisión de abandonar el Gobierno por parte de Gondomar Concello Aberto, pero mayor sería el coste político de decepcionar a la ciudadanía que nos apoyó para hacer una política diferente", han incidido, antes de mantener que CABE "en ningún caso va a hacer oposición dentro el Gobierno".


Respecto a las declaraciones de este lunes del alcalde acusándoles de "poca altura de miras", los ediles han afirmado que respetan pero no comparten su opinión y han mantenido que la altura de miras que CABE contempla son "los vecinos de Gondomar". A continuación, han descartado "entrar en descalificaciones inútiles".


SIN VUELTA A ATRÁS
Al ser cuestionados sobre si existe alguna posibilidad de que reculen en su decisión, han refrendado que CABE esta salida pone el punto final "de un proceso de discrepancias", y han considerado que "lo que no se puede hacer, una vez que la asamblea de CABE y una vez visto lo visto, toma una decisión de salir del gobierno, decir ahora vamos a sentarnos y vamos a intentar solucionar". "No es el momento, no toca", han apostillado.


"Tocaba cuando se le dijo de forma leal y responsable que había que solucionar este tema", ha asegurado Pauliño del Río, antes de apuntar que el pasado mes de noviembre al detectar "diferentes incumplimientos de los acuerdos asignados" habían instado a los socios de gobierno a "cambiar esa situación como condición necesaria para que CABE continuara en el gobierno".


Según ha explicado, en aquel momento pensaban que "era posible reconducir esta situación", por lo que se propusieron dos medidas, que pasaban por la coordinación efectiva del gobierno municipal y establecer una comisión de seguimiento del acuerdo de julio. No obstante, ha aseverado que M.M. consideró en asamblea que "no era pertinente" y el PSOE "ni siquiera contestó".


En este marco, el edil ha subrayado que estar en el gobierno "no es un valor en sí mismo, sino una herramienta de transformación" regida por la coordinación, la transparencia y la participación, por lo que cuando las dos formaciones políticas no quisieron "ni siquiera sentarse en una mesa a hablar de este tema", CABE llevó a su asamblea la posibilidad de abandonar el gobierno.


En relación a estas asambleas, la portavoz de las mismas, Elisa Suárez, ha recalcado que la decisión de abandonar el gobierno no es de tres ediles, sino que se tomó a partir de varias asambleas abiertas a toda la ciudadanía.


LEALTAD Y OPOSICIÓN
"Gondomar Concello Aberto fue leal cuando hizo el pacto, en el gobierno y lo seguirá siendo a su salida y en la oposición", ha remarcado Del Río, que ha comentado que desde la oposición su filosofía seguirá siendo "defender los intereses de la ciudadanía y que ésta se sienta partícipe de la política".


A mayores, ha comentado que no van a hacer "política de bloques", y que las propuestas que se hagan serán consideradas antes de decidir si las apoyan o no. "Desde la oposición toca fiscalizar la acción del Gobierno y proponer medidas que vayan en la participación de los ciudadanos y permitan resolver muchos de los problemas de Gondomar, que son bastantes", ha agregado.


En cuanto al balance de los últimos seis meses en el Gobierno, Del Río ha señalado que, si bien es complicado, hay "muchas cosas hechas", entre las que ha mencionado la recuperación de la asamblea de la Axenda 21 en el ámbito medioambiental y la política fiscal que hicieron y que "cambió completamente" e introdujo "bonificaciones y exenciones".


DEL PACTO A LA RUPTURA
En mayo del pasado año el Partido Socialista fue por primera vez la lista más votada en la localidad de Gondomar, en donde el nuevo panorama político que se abrió lo conforman cinco fuerzas --PSOE, PP, Iniciativa por Gondomar, Manifesto Miñor y Gondomar Concello Aberto-- que registran entre tres y cuatro escaños cada uno, haciendo necesario para la mayoría absoluta, como mínimo, un tripartito.


Así, el grupo socialista --cuyo líder fue investido en un pleno en el que cada formación se votó a sí misma-- inició conversaciones para llegar a un pacto con los partidos de izquierdas que permitiera constituir un gobierno con mayoría "sólida y estable". Fue así como a mediados de julio PSOE, Manifesto Miñor y CABE firmaron un pacto de gobierno, que otorgaba las tenencias de alcalde al edil de M.M., Antonio Araúxo, y al de CABE, Pauliño del Río.


El acuerdo, entre otras cuestiones, también repartía las tres dedicaciones completas, a razón de una para cada formación, y establecía el reparto de áreas, donde los socialistas estaban a cargo de Alcaldía y Educación; Cultura, Deportes e Igualdad; Infraestructuras y Servicios Básicos; y Tráfico y Seguridad.


Asimismo, CABE se ocupaba de las concejalías de Formación, Empleo y Dinamización Económica; Economía, Hacienda y Recursos Humanos; y Medio Ambiente, Sanidad y Movilidad. Y finalmente los concejales de Manifesto Miñor, se encargaban de Participación Ciudadana y Transparencia; Urbanismo, Patrimonio y Derecho a la Vivienda; y Bienestar Social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 

Enlaces recomendados: Premios Cine