03 de abril de 2018
03.04.2018

Abanico de opciones para suplir a Maxi

Unzué busca sustituto para el ariete uruguayo, que no jugará ante el Sevilla por sanción - El técnico del Celta dispone de cuatro jugadores para tres puestos en ataque - Aspas, principal baza para jugar como único "9"

03.04.2018 | 15:39
Iago Aspas y Emre Mor celebran un gol del Celta con Maxi Gómez. // Ricardo Grobas

Maxi Gómez se perderá el segundo partido de Liga por acumulación de tarjetas amarillas. El delantero del Celta es el séptimo más amonestado de la competición. El sábado le mostraron la décima cartulina de la temporada. Agota el segundo ciclo de amonestaciones y el Comité de Competición le penalizará con un partido de suspensión. Ello obliga a Juan Carlos Unzué a reestructurar la delantera, donde Maxi forma con Iago Aspas una de las parejas más letales del campeonato. El técnico del conjunto celeste busca sustituto para el ariete suramericano. Dispone de cuatro jugadores de ataque, aunque Aspas se perfila como la mejor opción para jugar de "9". Entre las opciones también aparece el argentino Lucas Boyé, quien el sábado en San Mamés debutó como titular con el cuadro celeste, al que se incorporó a préstamo en el pasado mercado de enero.

La disciplina no es uno de los fuertes de Maxi Gómez, quien en su estreno en el fútbol español tardó siete jornadas de Liga en acumular cinco cartulinas amarillas. Su ausencia por sanción en Las Palmas parecía un importante contratiempo para el Celta, que hasta ese momento había sobrevivido gracias a los seis goles que había anotado el uruguayo.

En el Estadio de Gran Canaria, Unzué se decantó por situar a Iago Aspas como delantero centro. El moañés regresaba al puesto en el que más había brillado en el Celta. Los intereses por ganarse la confianza del seleccionador Julen Lopetegui había llevado a Aspas a moverse desde el extremo derecho del ataque. Alejado de la portería, el morracense había perdido la pegada que el curso anterior le convirtió en el mejor goleador español de LaLiga.

En Las Palmas, sin embargo, Aspas recuperó su pegada mortífera y sumó el primer triplete de su carrera. Sin la sombra de Maxi y con todo el frente de ataque para moverse, el moañés condujo al Celta a la segunda victoria más holgada de la temporada (2-5). Ese día, Unzué puso como escoltas del "10" céltico a Emre Mor, por la derecha, y a Pione Sisto, por la izquierda. El turco-danés celebró su primera titularidad con la celeste estrenándose como goleador en LaLiga.

A pesar del éxito del plan, Unzué no renunció a seguir contando con Maxi Gómez en el siguiente partido. El uruguayo fue reeducándose y retrasó hasta la trigésima jornada su segundo ciclo de cartulinas amarillas. La del sábado no se la merecía. Del Cerro Grande se excedió en la aplicación del reglamento. Cayó en el engaño de Íñigo Martínez de exagerar el contacto en su cara de un brazo del céltico durante la disputa de un balón aéreo. Parece más sencillo castigar a un reincidente que a un fingidor.

El historial del uruguayo del Celta tampoco ayuda. Cuatro de la diez tarjetas que ha visto esta temporada Maxi han sido por faltas a un contrario, según recoge Afouteza e Corazón (@AfoutezaRCCelta). Las otras seis se reparten así: tres por protestar, una por simular penalti, una por encararse a un rival y otra por perder tiempo al ser sustituido.

Sin el segundo máximo goleador del equipo (14 goles suma Maxi, por 16 de Aspas), Unzué se ve obligado a rediseñar el ataque céltico. En la plantilla dispone de cuatro jugadores ofensivos: Aspas, Boyé, Emre Mor y Sisto. Habrá que tener en cuenta qué disposición táctica elegirá: un 4-4-2 o un 4-3-3.

En el primero, Aspas y Boyé podrían ser los candidatos a formar la pareja atacante del Celta el sábado. Tampoco se descarta la presencia de Pione Sisto o de Emre Mor. Estos dos últimos acompañaron al moañés en la anterior ausencia de Maxi Gómez, en Las Palmas. Boyé fue titular en San Mamés, partiendo desde la banda izquierda. Ante el Athletic fue suplente Sisto y ni siquiera entró en la convocatoria Emre Mor.

El turco-danés dispone de cuatro entrenamientos por delante para convencer al técnico de que se aplica en su trabajo, si ese ha sido el verdadero motivo de su ausencia en Bilbao.

El único que por el momento tiene asegura una plaza en el ataque contra el Sevilla es Iago Aspas. Entre los otros tres se repartirán los dos puestos que quedan vacantes para completar la línea ofensiva, siempre que Unzué no se decante por reforzar el centro del campo con un cuarto centrocampista.

A partir del entrenamiento de hoy, el navarro manejará las distintas alternativas para decantarse por la que considere más apropiada para sustituir al sancionado Maxi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


Enlaces recomendados: Premios Cine