11 de enero de 2018
11.01.2018

Lucas Boyé, en la agenda celeste

El argentino ha mostrado interés, pero el nuevo técnico del Torino podría bloquear su salida

11.01.2018 | 02:18
Hjulsager sale al entrenamiento en Balaídos junto a Iago Aspas. // Marta G. Brea

Lucas Boyé es una de las opciones que la dirección deportiva del Celta maneja para reforzar su delantera en esta ventana invernal del mercado. Así lo señalan varios medios de comunicación italianos y otras fuentes directas confirman que Boyé se ha interesado por la propuesta celeste. Boyé es un atacante de características similares a las de Joaquín Correa. Pero como sucediese en el caso del sevillista, un cambio en la dirección técnica del Torino parece haber bloqueado la operación, que en todo caso confirma el perfil de jugador que Felipe Miñambres está buscando.

Miñambres ya apuntó que trabaja en la contratación de un sustituto de Guidetti, en tanto que ocupante de la línea ofensiva, pero de características diferentes a las del sueco. El argentino Lucas Boyé es, como su compatriota Correa, un jugador de bastante envergadura (1.83, pasando los 80 kilos) pero bien equilibrado en cuanto a velocidad, diestro aunque también hábil con la zurda. Suele partir desde la banda izquierda si bien puede desempeñarse por todo el frente del ataque e incluso jugar como referencia en punta.

Boyé cumplirá 22 años en febrero y se formó en el River. Lo fichó el Torino en 2016. No ha terminado de explotar en Italia y ya se dijo el pasado verano que el Zenit ofrecía 9 millones por su traspaso. Sufrió problemas físicos al comienzo de temporada y después solo ha participado a cuentatagotas, apenas 134 minutos repartidos en 10 partidos de la Serie A. El Celta, que se posiciona en su búsqueda con la fórmula de una cesión con opción de compra, había tomado la delantera sobre Hellas Verona y Benevento. Sin embargo, igual que la llegada de Montella al Sevilla ha frenado la salida de Correa, la de Walter Mazzarri al Torino en sustitución de Sini?a Mihajlovic podría cambiar el destino de Boyé, que parece agradar al nuevo técnico.

Unzué confía en que Miñambres le proporcione lo que desea: "Estoy centrado en los partidos y la secretaría técnica, en constante contacto conmigo, sigue haciendo su trabajo. Sé que es algo que no se está haciendo deprisa y corriendo, pero estas situaciones no son fáciles de cerrar porque el mercado depende de muchas circunstancias. Yo estoy tranquilo de que traerán a un jugador porque tenemos necesidad". Matiza: "Más que tener necesidad en estas posiciones yo creo mucho en la competencia. Los que están jugando necesitan que les aprieten para tener el máximo nivel".

Así como ha solicitado un reemplazo para Guidetti, admite que en caso de salida de Hjulsager "la idea sería no traer a otro. Lo podríamos relevar con lo que tenemos en el Celta B, gente interesante que nos puede echar una mano. Drazic es uno de los que están jugando arriba y es una opción".

Unzué valoró los primeros días como céltico de Mazan: "No nos ha dado tiempo de hacer trabajo específico en defensa para verle los detalles, aunque hemos visto lo que ha hecho con su anterior equipo y con la selección. Tiene la ventaja de que lo que ha hecho hasta ahora no difiere mucho de lo que va a hacer aquí". El jugador viaja hoy con el plantel a la espera de que la llegada de su transfer le permita ser incluido en la lista ante el Levante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


Enlaces recomendados: Premios Cine