12 de diciembre de 2017
12.12.2017

Unzué necesita a la cantera para la Liga

El Celta dispone de 14 jugadores de campo para el compromiso del domingo ante el Villarreal

12.12.2017 | 13:38
El Celta, en A Madroa. // Cristina Graña

El Celta afronta el último partido del año en Balaídos con escasos efectivos en su plantilla, debido a las bajas del lesionado Sergi Gómez y de los sancionados Hugo Mallo y Iago Aspas, ambos por acumulación de tarjetas amarillas. Catorce futbolistas de campo tendrá a su disposición Juan Carlos Unzué para afrontar el duelo del domingo ante el Villarreal. A esa lista se unirán dos de los tres porteros de los que dispone el conjunto celeste, por lo que el técnico navarro está obligado a recurrir de nuevo a la cantera para completar la lista de dieciocho convocados. Aparte de contar con Brais Méndez, al que Unzué ya considera como un miembro más del primer equipo, ante el rival castellonense deberá solicitar la presencia de otro jugador del filial.

El club, con el beneplácito del entrenador, decidió hacer frente a a esta temporada con una plantilla corta, de veinte efectivos, de los que tres son porteros. En esta decisión se tuvo muy en cuenta el hecho de que el equipo sólo afrontaría dos competiciones durante el curso y que, en ocasiones, el paso por la Copa del Rey suele ser efímero.

En la tercera jornada de Liga, ante el Alavés, Unzué ya se vio obligado a reclamar la presencia del canterano Diego Pampín, que se unió en la convocatoria a Brais Méndez. El centrocampista de Mos es uno de los habituales en las listas del técnico pamplonica, que en dos ocasiones lo incluyó en el once titular [ante Getafe y Barcelona]. Diego Alende ha sido el tercer jugador del filial que ha asomado por el primer equipo en los últimos meses. El zaguero de Santiago fue convocado para los partidos ante la UD Las Palmas y el Leganés.

Dos de los tres canteranos con los que ha contado Unzué volverán a coincidir el domingo ante el Villarreal (Balaídos, 16:15 horas), pues el técnico del Celta solo dispone de catorce futbolistas de campo para afrontar la decimosexta jornada de LaLiga.

El equipo vigués comenzará a preparar esta mañana en A Madroa la cita con el conjunto castellonense. La plantilla entrena a partir de las 10:45 horas. Al final de la semana se espera la incorporación de Sergi Gómez al trabajo con el grupo. El catalán se recupera de una luxación en el hombro que se produjo en el Camp Nou.

Las otras dos bajas ante el Submarino Amarillo son Mallo y Aspas, que cumplieron ciclo de tarjetas amarillas en Valencia. Unzué, sin embargo, recupera a Jozabed Sánchez, ausente en Mestalla por sanción.

El técnico navarro se verá obligado a recomponer dos de las tres líneas del equipo. La ausencia del capitán en el lateral derecho puede suplirla con Roncaglia, aunque no se descarta que retrase la posición de Wass, como ya ocurrió en Las Palmas. El danés también jugó en el lateral derecho en el Camp Nou, al pasar Mallo a la otra banda para cubrir la baja de Jonny.

En ataque, la ausencia de Aspas permitirá el regreso a la titularidad de Emre Mor, que solo entró en el once de Unzué en Las Palmas. Al internacional turco le está costando el proceso de adaptación al Celta, después de llegar a Vigo con la temporada iniciada y tras sufrir varios problemas físicos.

Esta vez, el técnico navarro tendrá al completo la línea de centrocampistas, a la que se ha incorporado el canterano Brais Méndez. Diego Alende o Diego Pampín volverán a entrar en una convocatoria del primer equipo, que anda escaso de efectivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


Enlaces recomendados: Premios Cine