05 de junio de 2017
05.06.2017

La incertidumbre de los Borja

El Celta tendrá que decidir el futuro de dos puntales del filial, con contrato hasta 2019

05.06.2017 | 10:09
Borja Fernández conduce el balón, seguido de Borja Iglesias, en un partido con el filial. // Ricardo Grobas

Los canteranos Borja Fernández y Borja Iglesias están a la espera de conocer el futuro que les reserva el Celta. Después de su gran año con el filial, en el que fueron claves para pelear por el ascenso a Segunda, el centrocampista y el delantero sueñan con formar parte de la primera plantilla del equipo celeste. Sin embargo, no parece fácil su entrada en el grupo que dirigirá Unzué. El club reconoce que interesan a todos los equipos de Segunda y a algún Primera extranjero.

El Celta trabaja en la elaboración de la plantilla del primer equipo que pondrá a disposición del nuevo entrenador, Juan Carlos Unzué. El club ha de comenzar a decidir en estas semanas las bajas y las incorporaciones que irán produciéndose este verano para que el técnico navarro disponga de un grupo con un máximo de 22 futbolistas para la temporada que viene. Nada ha trascendido por el momento sobre el futuro de dos de los puntales del filial que ya debutaron en Primera División y que aspiran a dar el salto de categoría: el centrocampista Borja Fernández y el delantero Borja Iglesias, de 22 y 24 años, respectivamente.

El presidente del Celta agradecía meses atrás a los dos Borja el esfuerzo realizado el verano pasado para continuar en el filial e intentar que ascendiese a Segunda División. Ambos contaban con ofertas para marcharse a equipos de mayor categoría, pero aceptaron el reto del club y finalmente llevaron al filial a las puertas del éxito. Borja Fernández y Borja Iglesias fueron piezas claves de la magnífica temporada del filial. El segundo sobresalió además como el máximo goleador de la categoría de bronce, con 34 goles en 40 partidos.

Su futuro es una incógnita en estos momentos, pues no parece que vayan a repetir en el filial céltico el curso que viene y también se desconoce si entrarán en los planes de Unzué para formar parte de la plantilla del primer equipo. En la elección del nuevo técnico que sustituirá a Eduardo Berizzo, el club valoró la mayor sensibilidad que el navarro muestra por la cantera. Se formó como portero en Osasuna y después jugó en el Barcelona, en el que trabajó en tres etapas distintas en el cuerpo técnico del conjunto catalán.

Unzué quiere contar con 22 futbolistas, con las posiciones dobladas. El puesto de delantero centro de Borja Iglesias ha sido reforzado con la contratación del uruguayo Maxi Gómez, quien todavía no ha sido presentado. Además, en la plantilla siguen Guidetti, Aspas y Beauvue.

En el centro del campo, los célticos cuentan ahora mismo con seis jugadores específicos: Radoja, Hernández, Wass, Díaz, Señé y Cheikh. Además, se negocia con el Fulham para que continúe Jozabed, que jugó cedido desde enero. Unzué, además, quiere incorporar algún centrocampista de toque. Así, las opciones de Borja Fernández de quedarse en el primer equipo parecen mínimas.

El director deportivo del Celta, Felipe Miñambres, reconocía la semana pasada que los dos Borja interesan a todos los equipos de Segunda División e incluso a algún Primera extranjero.

Los dos canteranos del Celta acaban contrato en 2019. Están a la espera de conocer el plan que les tiene reservado el club para la próxima temporada, después de haber sido piezas fundamentales de la gran temporada del filial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


Enlaces recomendados: Premios Cine