01 de mayo de 2017
01.05.2017
Fútbol - Segunda División B

El Celta B falla en el peor momento

Los célticos desperdician la ocasión de recuperar el liderato al empatar en el campo del descendido Arandina - Hernández adelantó a los vigueses en el primer minuto

01.05.2017 | 08:43
Kevin, del Celta B, lucha por el balón durante el encuentro ante la Arandina disputado en la primera vuelta en Barreiro. // Marta G. Brea

Aspiraba el Celta B a hacerse con la victoria para aspirar al liderato y sólo se pudo traer un punto de El Montecillo, ante una Arandina que certificaba su descenso a Tercera división. El filial celeste se adelantó en el marcador en el primer minuto pero después se dejó remontar dos veces por un equipo local que estaba quemando sus últimos cartuchos. Al final el gol del siempre eficaz Borja Iglesias valió un empate que deja al filial celeste en tercera posición y aún con opciones de mejorar su puesto aunque dependiendo del Racing y de la Cultural.

Solo había transcurrido un minuto de juego cuando el Celta B se adelantaba en el marcador en la que era la primera acción del partido. Juan Hernández anotaba a placer tras el pase de la muerte de Borja Iglesias. La mejor forma de empezar el partido para el filial celeste y jarro de agua fría para la Arandina.

Sin embargo, el efecto del gol no fue demoledor para el equipo local, que se rehizo en pocos minutos y logró el empate casi de inmediato tras una jugada en la que fue derribado Edgar. Carlos Portero fue el encargado de ejecutar la pena máxima.

Así que lo que parecía íba a ser un paseo para el Celta B derivó en un partido igualado en el que el equipo ribereño fue ganando terreno y jugando mejor que su rival. El Celta B apenas había vuelto a aparecer en el área local mientras que en la suya tenía bastante trabajo. Y en uno de las llegadas locales el balón quedó para Carlos Portero dentro del área y el toledano cruzó lejos del alcance de Néstor. La Arandina, de esta forma, le daba la vuelta al partido de forma sorprendente en un frenético inicio de partido.

El filial vigués se vio obligado a asumir riesgos para frenar la euforia de su rival y con determinación se fue acercando al área de una Arandina que se había replegado para salir a la contra. El filial vigués no tardaría en volver a marcar, esta vez por medio de Hicham, en una jugada afortunada en el que el despeje de Montiel impactó en Borja Iglesias y dejó el balón franco para el jugador vigués.

Bajó el ritmo en la segunda mitad de la primera parte y ambos equipos elaboraron más el juego sin que se dieran más oportunidades de gol.

Tras el descanso, fue la Arandina la que salió más enchufada, con un fútbol directo y contrarrestando las tentativas de un Celta B que no se encontraba cómodo. Y cuando sólo habían pasado ocho minutos Ndoye volvía a poner en ventaja a los suyos después de una buena jugada personal y con la colaboración de Néstor, que calculó mal su salida.

Se estaba viendo a una de las mejores Arandinas de la temporada, con ambición y precisión y un juego brillante. Los de Ferreras superaban a uno de los gallitos del grupo y demostraban que eran mejor equipo de lo que se mostraba en la clasificación. Pero el partido era un toma y daca y el Celta B no se resignaba y con un importante esfuerzo físico puso cerco a la Arandina y fruto de su insistencia empató el partido por mediación de Borja Iglesias.

De ahí hasta el final, ambos equipos buscaron el triunfo, pero ninguno de los dos estuvo acertado de cara a la porteria y el empate no acabó por contentar a nadie.

Los célticos ocupan ahora la tercera posición, a dos puntos de Cultural y Racing, que ocupan los dos primeros puestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


Enlaces recomendados: Premios Cine