06 de septiembre de 2017
06.09.2017

Buena convivencia

06.09.2017 | 04:55

Que ningún camino debe romper la buena convivencia de todos los españoles, debería de ser un clamor colectivo de toda la sociedad, incluyendo a los mandatarios. Pero, los principios honestos de urbanidad (polvo de buenas moliendas) no forman parte, ni están registrados en los códigos deontológicos de los partidos políticos. La buena convivencia solo podrá subsistir al amparo de leyes muy equitativas que, cuyos preceptos, se exijan y cumplan en igualdad de condiciones en todos los colectivos sociales, de todos los pueblos de España. En una sociedad intervenida, el peor enemigo de la buena convivencia es la codicia desmesurada de la conciencia política.

Los políticos, ya sean gobernantes u opositores ("por no tener vergüenza ni siquiera se sonrojan") tienen la cabeza llena de vicios perversos; siempre van persiguiendo las más altas cotas de poder, por alcanzar su máximo bienestar. El acaparamiento de cargos y sueldos públicos es una práctica, (abuso de poder) tan excitante como perversa, (desprecio a la sociedad) que todos los partidos quieren preservar. Legislar bien -para establecer un estado de derecho y bienestar, que permita a todos los ciudadanos, vivir dignamente de un solo puesto de trabajo bien remunerado, y con dedicación exclusiva- es una función muy laboriosa, que debe manar de sentimientos solidarios y aptitudes racionales, que muy pocos políticos atesoran.

Lamentablemente, la política (gran reflejo de la codicia humana) no contempla ni advierte soluciones para mejorar las condiciones de vida de la pobreza. El pluriempleo, la temporalidad, y la contratación parcial, son anomalías laborales de cultivo político-sindical que, están dando vigencia a una crisis económica ficticia; precarizan salarios, alteran la buena convivencia, "benefician a las empresas", y dan pábulo a la economía sumergida. El afán recaudatorio de los políticos, las trampas burocráticas, la frialdad administrativa, las tropelías legislativas, el despilfarro institucional, la usura de las entidades bancarias, la subvención a partidos y sindicatos, los desmanes gubernativos, el desenfreno de la libertad, el cinismo de los fanáticos, los laberintos judiciales, etc. son "lagunas embarradas", de una democracia mal estructurada, que rompen los caminos de la buena convivencia, fomentan la desigualdad, producen miseria, y provocan enfrentamientos sociales. Todo régimen de represión "da coces y cornadas" contra la democracia, la justicia y la libertad. ¡Pero cuidado! Que la democracia legislativa en España "embiste" contra todos los bienes y derechos adquiridos por los ciudadanos. Por más que se busque, en este país, no hay ningún partido político que trabaje para erradicar la pobreza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine