La trama de la SGAE y los bares

25.06.2017 | 06:43

Vuelve a la actualidad una nueva operación contra el fraude organizado por una nueva trama de la SGAE.Si en 2011 la Operación SAGA se llevó por delante a toda la Junta Directiva, ahora se trata de la Operación Rueda y otra veintena de socios detenidos. Entre tanto, malversación, desfalcos millonarios, sobresueldos también millonarios y el oscurantismo que tanto caracteriza a la Sociedad General de Autores y Editores, considerada, atención, asociación sin ánimo de lucro. Como sucedió con la primera operación referida, los efectos serán los siguientes: se sustituirá a los directivos implicados por otros nuevos y hasta la siguiente trama.

Sin embargo, los verdaderos afectados no son los autores (todos los desfalcos demuestran que la recaudación de la entidad está sobredimensionada; y los propios autores eligen a sus directivos); el fondo del asunto es otro y puedo asegurar que nunca se tratará. Me refiero a la extorsión (si se me permite) a los bares, a las pequeñas cafeterías que solo mantienen un televisor encendido para emitir deportes o algún programa informativo --nunca cadenas musicales-- para una clientela de café puntual o seguidora de algún partido de fútbol.

Como titular de un café-bar que cumple esas características recibo periódicamente cartas de la SGAE obligándome a ser cliente de ellos, para abonar una determinada tarifa mensual (que se incrementa por otras asociaciones a mayores vinculadas: AGEDI y AIE), porque sí, porque tengo un televisor encendido al fondo del local, autorizado, por cierto, para la emisión de partidos de fútbol de pago. Al no hacer caso, la oferta para ser "cliente" se convierte en amenaza de demanda judicial. Y se recibe, aún, la visita de un agente para verificar las emisiones del televisor. Pues bien, acabé en juicio; me demandaron, ellos, los del fraude, la malversación, los desfalcos y los sobresueldos millonarios, por no ser su "cliente", por no entrar "al trapo".

Se celebró el juicio en el Mercantil de Pontevedra. El resultado dependería de las pruebas. Los testigos, clientes del bar, en mi apoyo, no fueron tenidos en cuenta; las declaraciones del agente de la SGAE (recuerdo, una entidad privada) fueron, sin embargo, consideradas con presunción de veracidad por la jueza; presunción de veracidad, ese principio legal y jurídico reconocido a las personas dotadas de autoridad pública. Repito: la jueza admitió las declaraciones del trabajador de la SGAE como si se tratara de un policía. La clave, por cierto, fue que declaró que un día entró en el local y se estaba emitiendo Sálvame; ni música, ni baile, sino ese programa que, mis clientes lo saben, no se emite nunca en nuestro bar. Resultado: 1.800,00 euros a pagar, a suministrar a los directivos (caso a caso).

Transcurrido un mes del juicio, por cierto, ya tengo tres nuevas cartas para formalizar el contrato o procederán a una nueva demanda. Cómo se puede permitir esta, insisto, extorsión: "Presión que se ejerce sobre alguien mediante amenazas para obligarlo a actuar de determinada manera y obtener así dinero u otro beneficio" (Diccionario RAE). A quién recurro, si la propia Justicia, en el fondo, los ampara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine