21 de abril de 2017
21.04.2017

Vergüenza ajena

21.04.2017 | 04:55

Tengo mas de 65 años y siento vergüenza ajena: "España es el tercer país, junto con Letonia y Chipre, en el que más ha aumentado la diferencia entre la protección social a los mayores de 65 años y la que se proporciona a los niños, porque, durante la crisis, se ha protegido de manera mucho más eficaz a los ancianos que a los más pequeños".

España tiene una de las tasas más altas de pobreza infantil de la UE y es el tercer país, por detrás de Rumania y Grecia, tanto en pobreza relativa como en "anclada", que alcanza a casi el 40 % de los niños, con un aumento de nueve puntos porcentuales entre 2008 y 2014. Así se pone de manifiesto en un informe de UNICEF, publicado recientemente.

Desde la perspectiva de mis más de 65 años y viendo el nivel de gasto que en los presupuestos generales del Estado de 2017 se dedicará a la protección de la familia y atención a la pobreza infantil (342 millones para esta última), uno no deja de preguntarse si realmente esto ayudará a paliar la elevada pobreza "severa" entre los niños y el crecimiento de la inequidad.

Yo estoy dispuesto a aceptar, en la parte que me corresponde, si esta es la solución, que se reduzca la protección social a los mayores de 65 años para que se proporcione una mayor asignación a la infancia, ya que, durante la crisis, se ha protegido de manera mucho más eficaz a los ancianos que a los más pequeños. ¿Será porque nosotros votamos y ellos no?

Lo que si está claro es que la solución para mejorar la "escasa protección social a la infancia" en España se debería, tal como propone UNICEF, poner en marcha una prestación por hijo a cargo "mucho más generosa" y que llegase a un colectivo más amplio, incluso universal.

Es obvio que el Gobierno y los partidos de la oposición deben proponer medidas más igualitarias invirtiendo más y mejor en la infancia en un país como el nuestro que, según Eurostat, ha dedicado un 1,3% del PIB a este menester, un promedio muy por debajo de la media de la UE.

Superar la desigualdad exige que todos seamos protagonistas del cambio: el Estado, el sector privado, y la sociedad en general porque es un deber inexcusable, irrenunciable e impostergable.

Nosotros, como sociedad, debemos ser la voz activa y promover movimientos que reconozcan que los derechos de la infancia son prioritarios. Debemos ser los mensajeros de los niños y las niñas, porque tienen pleno derecho a que sus voces y anhelos sean escuchados y tenidos en cuenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine