13 de diciembre de 2016
13.12.2016

Un parche para salvar la economía en Europa

13.12.2016 | 04:51

De poco sirven los bajos tipos de interés que tiene el BCE y las ayudas que recibieron y están recibiendo los bancos para ayudar a la recuperación económica en Europa al no haber consumo, debido a que los consumidores, para afrontar sus necesidades, no tienen capacidad económica.

Las empresas de todos los sectores, al igual que los bancos, necesitan para su creación y funcionamiento clientes. Estos clientes, que son los ciudadanos de todos los países, son los que sostienen a las empresas al demandar productos y servicios a sus necesidades.

Esas necesidades existen, pero hay que tener la capacidad económica para pagarlas.

Las empresas que tienen acceso a financiación a intereses bajos es difícil que soliciten créditos al no haber capacidad de consumo por parte de sus clientes (los ciudadanos). Aunque mejoren sus instalaciones y aumente su productividad no van a tener demanda de productos o servicios, a no ser que tengan capacidad de exportación.

Para solucionar ese problema seria necesario que los ciudadanos fuesen los que recibiesen esos créditos para cubrir sus necesidades de pago, consiguiendo aumentar la capacidad de producción en las empresas al haber más consumo.

Esa solución tiene sus riesgos de impago. Para evitarlo y conseguir una recuperación económica sostenible en toda Europa y demás países del mundo es necesario que haya un equilibrio económico, siendo necesario que todos los ciudadanos dispongan de trabajo con salarios similares a los países de nuestro entorno. Para ello hay que hacer unas modificaciones en la distribución de trabajo: rebajar las horas laborables de ciento sesenta horas a ciento cuarenta mensuales. Esta rebaja de horas laborables obliga a los empresarios a contratar un diez por ciento de trabajadores más, si quieren facturar las mismas horas.

Eliminar las horas extras y trabajos múltiples, exceptuando los autónomos. Estas modificaciones son necesarias para evitar que los trabajadores compensen con horas extras la rebaja de horas laborables.

Reducir los impuestos generales de las empresas un treinta por ciento, incluida la Seguridad Social. Con esta rebaja de impuestos los empresarios quedan compensados por la rebaja de horas laborales y el Gobierno se beneficia al tener menos cargas económicas en desempleo y aumentar los trabajadores que cotizan a la Seguridad Social.

Aumentar el salario mínimo interprofesional un cincuenta por ciento para que los ciudadanos tengan una mayor capacidad de compra, beneficiándose la Seguridad Social al ser la base de cotización mayor. Regular el margen comercial que tienen las empresas en la venta de sus productos o servicios, permitiendo un margen comercial máximo de un cincuenta por ciento del total de los costes. Siendo el margen mínimo de un quince por ciento, para evitar que una empresa rompa el mercado con precios que no pueden soportar las empresas pequeñas. Los márgenes comerciales de las grandes empresas ahogan económicamente a las pequeñas y a los autónomos, siendo el mayor motivo de la destrucción de empleo que hay en el mundo.

Penalizar con impuestos a las empresas que eliminan puestos de trabajo con la implantación de tecnología. La tecnología junto con los márgenes comerciales que tienen las grandes empresas son los mayores motivos de la destrucción de empleo.

Es necesario que los gobiernos de los países del mundo sean responsables y regulen estos dos sectores, el del margen comercial que tienen las empresas y el de la tecnología, para evitar en un futuro muy próximo enfrentamientos por la caída acelerada de empleo.

Facilitar la jubilación a trabajadores mayores de cincuenta y cinco años en sectores de riesgo y necesidades físicas exigentes, cobrando un setenta y cinco por ciento del salario que tienen, tales como construcción, pesca, minería, etc. Ese puesto de trabajo lo ocupan los jóvenes con más capacidad productiva y el salario que perciben los jubilados sale de las prestaciones de desempleo que tienen esos jóvenes.

Debemos apostar por los jóvenes porque de ellos depende nuestro futuro y apoyar a nuestros mayores porque ellos hicieron posible nuestro presente.

Adoptando esas modificaciones y alguna más, no implica riesgos económicos y da solución a las necesidades de puestos de trabajo, facilitando la recuperación económica en poco tiempo.

Cuando vivimos en comunidad y está saturada es necesario para su supervivencia y el bienestar de todos que haya normas y leyes que la regulen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine