12 de noviembre de 2016
cartas al director

El diagnóstico médico definitivo

12.11.2016 | 05:08

Desde que Hipócrates puso la primera piedra de la medicina y, Avicena situó a la razón por encima de cualquier ser, no habíamos podido disfrutar de una época de tal esplendor en el desempeño de la ciencia médica como la que tenemos la suerte de constatar en la actualidad. Parece ciertamente arriesgado expresarme en tales términos pero, objetivamente, considero que haber alcanzado tres diagnósticos con los cuales se pueda explicar la etiología de la mayoría de las afecciones de los pacientes después dos mil años, merece un justo reconocimiento a los méritos de algunos de esos profesionales que, doblegados a los intereses de la burocracia, resuelven casi todo con: es un virus, si de paciente pediátrico se trata o, es estrés, si el afectado tiene los cromosomas XY; aunque, lo más denigrante es tratar a la mayoría de las mujeres como personas desequilibradas por la depresión.

Por suerte, aún son más los que recuerdan el significado de su juramento hipocrático, que independientemente de las interminables guardias y los cientos de pacientes tratados, intentan que no se despilfarren los presupuestos en un quid pro quo de extrañas fidelidades.

"La única medicina que tiene el pobre es la esperanza" (W. Shakespeare).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 
Enlaces recomendados: Premios Cine