10 de noviembre de 2016
cartas al director

La capacidad de asombro

10.11.2016 | 05:19

Si hay algo que admiro de mi profesión de maestra, es ese traslado a poder ver la vida como la ven los niños de cuando en vez, a través de sus ojos y miradas de asombro.

Y es que, en tiempos como los de hoy parece que nuestros ojos no se sorprenden con nada de lo que vemos a nuestro alrededor.

Somos realmente críticos y analíticos, ponemos las expectativas de la felicidad cada vez más altas, sin darnos cuenta de que cuando teníamos unos años menos, bastaba el aleteo de una mariposa para que nuestros ojos brillaran de forma especial.

Es evidente que cuando uno crece, no basta un simple aleteo de una mariposa para que nuestros ojos se iluminen? o sí.

Y es que la verdadera felicidad, aunque pueda sonar a tópico, se encuentra en las pequeñas cosas, en los gestos más pequeños; en un abrazo, en una sonrisa, en miradas perdidas por la ciudad, en encuentros con amigos, en la satisfacción de lo bien que te ha salido la comida hoy o en cómo te ha sonreído un niño en un semáforo.

Estamos tan metidos en nuestras rutinas que nos olvidamos de asombrarnos, de disfrutar de un olor, de un sabor, de una sonrisa o incluso de un llanto.

De ver una mariposa volar? y admirar su vuelo, como si de nosotros mismos se tratara; volando hacia el lugar, al que querríamos ir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 
Enlaces recomendados: Premios Cine