Carta abierta a Gustavo Veloso

09.08.2016 | 04:55

Admirado Gustavo, creo que toda la afición comparte tu desilusión, bien definida con la frase: "Fui el más fuerte pero quedé segundo¨.

Se lo debes a tu jefe de equipo Nuno Ribeiro, que te hipnotizó en la creencia buenista de que daba igual quién ganase, el caso era que ganase el equipo. Pero un deportista debe saber que la competición es para competir, y se sale a ganar, cuanto más si eras designado como el "líder" al que todo el equipo debería apoyar para obtener la camisola amarilla.

Te imaginas a Hincapié o a Thomas levantándole el liderato a Armstrong o Froome en el Tour? Imposible. Así que tu jefe de equipo tenía dos opciones, o frenar a Vinhas en la escapada en la que estaba metido, dado el incremento de tiempo que iba adquiriendo, o proponerte un ataque apoyado por todo el equipo en Sra. Da Graça que nivelase la contienda. ¿Por qué?, pues porque el líder del equipo eras tú, o eso al menos es lo que había configurado la estrategia de la Vuelta 2016.

La organización, mejor dicho la decepcionante organización, permitió además que la penúltima etapa fuese un desastre, con la paralización de la misma, con el inconveniente energético que ello supone en pleno esfuerzo, modificando además el resultado de la misma. Con eso de "el pelotón se equivocó?" la televisión y los medios liquidaron el asunto, cuando toda la culpa fue de los propios organizadores que, moto en cabeza, llevaron al pelotón por la ruta inadecuada. Una chapuza que arreglaron parando a los escapados y dejando luego al pelotón parado diez minutos y cortado su ritmo. Pero su incapacidad no termina ahí, sino que la última etapa en línea con una dificultad de 10 kms. que te hubiese favorecido, fue anulada por el tráfico de las playas donde discurría la Vuelta. Mi pregunta es: ¿No se sabía de esa dificultad cuando se hizo el diseño de la carrera?, ¿no se pudo alterar entonces el recorrido buscando otro alternativo de igual dureza? No, se dieron cuenta cuando ya no había remedio y se limitaron a suspender el tramo.

Así que ya ves cómo se van sumando sucesos para que no ganases, pero sin duda el principal es el primeramente descrito. El ataque de patriotismo de tu jefe de filas al ver que tenía un portugués con posibilidad de ganar, y un suplente por si desfallecía iba a salir a la perfección mientras aceptabas incomprensiblemente que daba igual quién ganase. Creo que hoy, después de lo sucedido, habrás salido de la nube de "buenismo" y "hiperultradeportividad", para darte cuenta de que un campeón como tú, sale a ganar, y más todavía si con antelación el equipo tiene asumido que el "jefe" eras tú.

Naturalmente Vinhas hizo lo que le dejaban, y se defendió bien en la contrarreloj, porque ya se sabe que el amarillo es como las espinacas de Popeye.

Pecaste de ingenuo, y tu comportamiento deportivo te honra hasta la excelencia, pero en el deporte no se puede uno exceder de bueno. Enhorabuena en todo caso, porque eres el mejor, pero? no caigas otra vez en esa trampa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine