Una historia de corazón

24.07.2016 | 05:45

Ante la impotencia y, por qué no decirlo, el cabreo que siento por cómo he sido tratada, me veo en la obligación de escribir estas líneas para contar una lamentable historia. Mi historia.

Padezco del corazón desde hace años y, ante el agravamiento de mi estado, desde el pasado mes de marzo estoy en la lista de espera para ser operada en el Hospital Clínico de Santiago. Durante el mes de mayo, sufrí una angina de pecho y, una vez efectuadas las pruebas correspondientes, los médicos llegaron a la conclusión de que había que efectuar la operación lo antes posible pues, según ellos, mi vida corre grave peligro. Como pasan los días y las semanas, escribo una reclamación y me responden que, por fin, ya hay fecha para operarme: el 20 de julio.

Ingreso en el hospital el pasado 18 de julio y, al día siguiente, a primera hora, me comunican que el día 20 no pueden operarme, puesto que deben efectuar una intervención de urgencia a otro paciente. Entiendo la situación y les propongo que, ya que estoy hospitalizada, no me importa esperar en el hospital uno, dos o tres días más, los que hagan falta, para que me operen.

El mismo día 19, por la la tarde, me dicen que sí, que pueden operarme, pero después vuelven a decirme que no les resulta posible. Sin embargo, a las 19.30 horas, me comunican que sí, que me operan. Así que proceden a prepararme para la intervención, pero para el día siguiente, el 20 de julio, a primera hora. Ese día, me despiertan a las 7.30 de la mañana y me advierten de que en cualquier momento vendrán a buscarme a la habitación para llevarme al quirófano, pero una hora después, a las 8.30, me dicen que me vaya para casa y que mi operación "quedará para agosto", sin fijar siquiera una fecha.

A todo esto, sufro un ataque de ansiedad y lo único que hacen es meterme la pastilla debajo de la lengua. En cuanto se me pasa la ansiedad, me dan el alta y tengo que marcharme a mi casa obligada por ellos, los propios médicos.

Han pasado unos días y cada vez me siento peor, y además tengo miedo, pero parece ser que no están dispuestos a ayudarme, por lo que ya no sé qué hacer ni a quién dirigirme, pues mis reclamaciones no han sido atendidas para nada.

Esta es la historia que quería contarles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine