La doctrina social de la Iglesia

Carolina Crespo Fernández - Vigo

14.03.2013 | 07:37

En la democrática Europa persiste la persecución a la gente por sus creencias, amparada en un indomable interés por aumentar la lista de apóstatas, el salvaje ataque a la institución familiar y la defensa de la cultura de la muerte. Para conseguir estos fines se utilizan todo tipo de medios, desde el poder político, pasando por la educación, hasta llegar a los medios de comunicación social, que presentan como progresistas actitudes y conductas que conducen a la quiebra del mismo hombre. Solo una política basada en valores cristianos contribuirá eficazmente a la reedificación de una Europa que cada vez más se aleja de sus raíces, unas raíces que de ser respetadas jamás hubieran permitido que las personas se hundieran en la esclavitud del préstamo hipotecario y sus terribles consecuencias. Una Europa en la que proliferan juristas mercenarios del Derecho para los que las leyes se interpretan al vaivén de su servilismo político. Una Europa en la que los sindicatos han claudicado en sus funciones originarias, traicionando la confianza depositada en ellos por los trabajadores. Una Europa que se ha empeñado arduamente en la destrucción de la familia, institución en la que está en juego el hombre mismo. Una Europa en la que el ser humano puede elegir ser hombre o mujer según su voluntad. Una Europa en la que se emprende una cruenta campaña –tal cual conspiración propia del Moscú de la "guerra fría"– contra un político destinado a ocupar legítimamente su puesto de comisario en el Parlamento europeo, pero con el que ciertos grupos se ensañan por manifestar públicamente que desempeñará su labor en consonancia y en consecuencia con sus valores cristianos. Y es que en la dictadura del relativismo moral todo es permisivo menos la coherencia de un cristiano convencido.
Urge un humanismo cristiano que combata ese relativismo presente en todas las dimensiones de nuestra sociedad –política, cultural, educativa y personal– regido por un valor prioritario: el beneficio, la utilidad, en detrimento de la caridad, del bien común, y en que el ser humano ha pasado a ser una mercancía.
La esclavitud aún perdura en esta Europa moderna y de grandes avances tecnológicos: prostitución, explotación infantil, tráfico de indocumentados con fines de explotación. Urge movilizar un rearme moral en el que participe gente viva, crítica, activa y responsable, con una inquebrantable pasión por la verdad y la defensa del hombre por encima de cualquier otro interés; cristianos formados que beban de la rica doctrina social de la Iglesia, recogida en encíclicas como Mater et magistra, Pacem in terris, Ecclesiam Suam y Populorum progressio, situadas en épocas que deberíamos recordar porque es bueno aprender de los errores del pasado para no repetirlos. Nos puede sorprender lo buenos profetas que fueron los papas que las escribieron.
Urge un desmantelamiento de la dictadura del relativismo moral imperante, liderado por la minoría creativa, por cristianos sin complejos, que no se amedrenten aún a costa de que ante el ejercicio de la libertad de expresión se les amenace con ponerles un bozal.

S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine