LIGA

A festa do Samain

José Manuel Castro Quinteiro - Vigo

 01:09  

En lengua gaélica el término Samain significa fin del verano, y alude a una festividad de origen irlandés en la que se celebraba el final de la temporada de las cosechas y el inicio de la estación oscura, entre el equinocio de otoño y el solsticio de invierno. Era una fiesta vinculada al mundo de los muertos, en la que los druidas adornaban sus testas con cabezas de animales, como cabras, ciervos o jabalíes, tratando de simular a los espectros de los difuntos. De este modo, pasaban la noche recorriendo las viviendas de los poblados y exigiendo ofrendas. Si no quedaban satisfechos con los dones recibidos, maldecían a la familia, mataban al ganado o quemaban sus campos, en medio de un ritual de bailes, cantos y gritos. Después de haber reunido todas las ofrendas, se sacrificaba finalmente a víctimas humanas, para colocar todo junto sobre un altar de piedra dedicado a Crom Crúaich, el dios de la muerte. Tal es el origen de la popular fiesta de Halloween, cuya parafernalia (calabazas incluidas) se inculca en los colegios a los niños desde la más tierna infancia.
Por supuesto que, en una sociedad democrática, respetuosa del derecho de libertad religiosa, cada uno es muy libre de adorar al dios que quiera (por más que, en Estados Unidos, la unidad de delitos del FBI tenga trabajo extra la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre).
Lo que resulta asombroso es que, al mismo tiempo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos imponga la retirada de los crucifijos de las escuelas con el pretexto de que violan la libertad religiosa de los alumnos y los derechos de los padres a la educación de sus hijos. Tal es el pronunciamiento que acaba de dictar en respuesta al recurso presentado por una ciudadana italiana, de origen finlandés, que protestó ante la tradicional usanza italiana de la cruz en las aulas de la escuela pública donde estudiaban sus hijos de 11 y 13 años. Para más inri, el Tribunal de Estrasburgo condenó al Estado italiano a una indemnización de 5.000 euros "por los daños morales sufridos".
Al parecer, para el alto tribunal comunitario, las religiones no son todas iguales. Como declaró agudamente el Cardenal Secretario de Estado del Vaticano, Monseñor Bertone, la Europa del tercer milenio obliga a quitar los crucifijos de los colegios y, en cambio deja las calabazas de Halloween. Desconcertante. ¿Darán los 5.000 euros a los padres que no estén de acuerdo con las calabazas?

  HEMEROTECA
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
farodevigo.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya