Se han equivocado estrepitosamente y siguen dándonos lecciones

Albano J. Alonso Blanco

 22:30  

El 2 de octubre leí un artículo en el que se recogían entrecomilladas unas frases del premio Nobel de economía, Edward Prescott, en su conferencia en la CEA. Decía este economista que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hace "todo lo contrario que debería hacer" para salir de la actual coyuntura económica y por ese motivo "España no se recuperará rápidamente de la crisis, como Europa". Se atrevió además a decir, con la autoridad que le respalda su Nobel, que "las medidas tomadas carecen de base teórica o empírica", ¡qué frase tan bonita para no decir nada¡. Posteriormente redondeó la faena diciendo "que no tiene sentido pagar a la gente que no trabaja" y que "era necesario una reforma laboral".
Es curioso que estos economistas, que durante los últimos años no han sido capaces de predecir una crisis como la que padecemos, se atrevan ahora a decirnos que las medidas que estamos tomando no tienen base teórica o empírica. Efectivamente, estas son medidas que tienen una base social y nos ayudarán a soportar la crisis que nos han provocado las teorías económicas empíricas del "gran liberalismo".
Además, que no le guste que el presidente del Gobierno español amplíe el subsidio de desempleo a aquellos trabajadores que no tienen ingresos para su subsistencia, por que esta medida no motiva la búsqueda de trabajo por el parado, está en su derecho de decirlo, pero a mí personalmente, que tengo trabajo, me produce mucho dolor. Imagínese cuando lo lean los cuatro millones de parados. Claro que hay que ampliarlo, no será una medida con base teórica o práctica, pero es lo que moralmente se debe hacer.
Finalmente, no podía faltar en una CEA la gran frase de los liberales:"Es necesario una reforma laboral". Mire, en esta ocasión coincido con usted. Efectivamente en el mercado laboral es urgente una reforma laboral pero no una reforma del modelo de contratación y del abaratamiento del despido, que usted pregona, sino una reforma del empresariado. Uno da las causas principales de la crisis actual española es la mala formación del empresariado. El tejido empresarial español se basa en la microempresa y sus titulares son personas muy trabajadoras, que asumen fácilmente los riesgos, con gran iniciativa, con muchas más virtudes, pero con una gran deficiencia en la gestión y administración de una empresa.
El empresariado español tiene una mínima o nula formación en gestión empresarial, lo que provoca que en épocas de bonanza, con grandes márgenes comerciales, puedan llegar a amasar grandes fortunas, pero en momentos difíciles, donde hace falta conocer estas técnicas, abandonan el barco rápidamente.
Por eso, lo que es urgente, no es abaratar el despido, sino formar empresarios con otra base y otra cultura empresarial.

  HEMEROTECA
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
farodevigo.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya