Un bastón de alcalde quebradizo

José Antonio Sánchez
Vigo

 

Los acontecimientos que se están produciendo en Mos,concello donde ahora resido, impactaron en mi como el despertar de un sueño,o mejor dicho,de una pesadilla; una pesadilla que me retrotraía, casi 25 años,en el tiempo. Nunca he tratado de ser ejemplo de nada ni de nadie,pero a mi también me pasó; yo pude ser alcalde con sólo no asistir a un pleno, tenía 33 años y según algunos un prometedor futuro político.Mi desacuerdo con algunos compañeros de partido eran latentes y a veces,a mi pesar,públicos.Algunos escribieron después:“Crónica de una dimisión anunciada”.Escuché multitud de cantos de sirena,se encendió en mí la alarma de la ética y apliqué algo que en tiempos como los que vivimos, de crisis económica, establece que hay que saber discernir entre valor y precio; que no vale todo.Pensé en mis hijos, en mi familia, en mis amigos; aunque algunos me animaban a que lo hiciera; pero sobre todo en los ciudadanos ¡Qué mal ejemplo para todos! ¿Podría en el futuro andar con la cabeza erguida? Rotundamente, no. Tuve muchas propuestas, algunos espurias, las llamadas eran constantes;pero la decisión fue al final sencilla, tan sencilla como presentar mi renuncia al secretario general del Concello, como concejal y, consecuentemente, primer teniente de alcalde. La Democracia reside en aceptar las decisiones de la mayoría y en política es una de las principales reglas de juego. Si algunos de mis compañeros de corporación y de partido disentían de mis tesis y eran mayoría, sólo tenía dos soluciones: o convencerlos a través de la razón y del argumento, o irme; opté por la última. En la pesadilla me vi, al día siguiente, con un bastón de mando quebradizo porque no me pertenecía. Era del Pueblo, me habían elegido representando las siglas de un partido,legalmente podría ser mío pero moralmente no.Con aquel bastón no me podía sentir libre, iría por la calle y me sentiría observado con desprecio; indigno, inmoral: ¡No era mío! La política y los políticos-están muy denostados por los ciudadanos-as, debido, desde mi punto de vista,a actuaciones como las acaecidas en mi pueblo de adopción: Mos. ¿Para qué votar? Si después un o una, concejal-a va a desvirtuar la voluntad del pueblo “transfugándose”.

CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya