El problema del tráfico

Iago Garrido Carrera
Vigo

 

Lo que debería ser una herramienta para el esparcimiento y que nos hiciera la vida más cómoda, se está convirtiendo en un serio problema que está adquiriendo tintes dramáticos. El goteo incesante de víctimas mortales y de heridos de gravedad es portada de diarios e informativos, y lo estamos asimilando como algo normal.Y no lo es. La cantidad de tragedias personales que se cobra cada año las carreteras no puede convertirse en parte de nuestras vidas sin que hagamos algo para solucionarlo. Debe ser tema de reflexión tanto para las autoridades como para los usuarios de toda clase de vehículos, repito, toda clase de vehículos. La autoridades tienen la obligación de poner todos los medios a su alcance para mejorar esta situación y desde mi punto de vista lo podrían hacer muchísimo mejor.Un organismo público como es la D.G.T. no puede sentarse a observar como el problema aumenta y disminuye temporalmente, transformando las tragedias antes referidas, como meros gráficos. Un colectivo tan numeroso como el de los motoristas, entre los que me incluyo, sufren el problema de los quitamiedos y no cesan de denunciarlo. ¿Qué hace la D.G.T.? Nada. Puede ser que la solución no entre dentro de los presupuestos generales, pero esto tiene que cambiar. Pagamos impuestos, somos usuarios de las carreteras y necesitamos todos, tanto coches, como motos, como bicicletas, etcétera, que las carreteras mejoren en sus infraestructuras. Esto significa no sólo la retirada de los quitamiedos, sino la mejora de la señalización,mejora del asfaltado, mejoras en los trazados. Quizás las millonarias campañas publicitarias no tienen el efecto deseado, quizá una concienciación y una educación vial en las autoescuelas obtendrían mejores resultados; al fin y al cabo es donde debemos formarnos y no ser un mero trámite administrativo. Por nuestra parte,como usuarios, también tenemos mucho que cambiar. Me ha impresionado la noticia de un conductor que sobrepasaba la tasa de alcohol y que arrolló mortalmente a un grupo de motoristas. Sin ir más lejos en nuestra ciudad se multiplican exponencialmente el número de accidentes mortales y atropellos en los últimos tiempos. Remitiéndome al inicio de esta carta, hagamos de estos vehículos unas herramientas para el disfrute y no una de las principales causas de muerte en un sector muy joven de la población. Para conducir hay que estar concentrado, sin una gota de alcohol y las carreras son para los profesionales.Tan sencillo y tan simple.Tengamos aprecio por nuestra vida y por la de los demás.

CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya